La Policía de la Ciudad encabezó ocho allanamientos en territorio porteño y bonaerense, en el que fueron detenidas cinco personas por integrar una banda que se encargaba de robar teléfonos celulares y vaciar billeteras electrónicas de clientes.

En los procedimientos se incautaron más de 130 celulares, otros dispositivos electrónicos, tarjetas de débito y crédito, consolas de juegos, memorias, pendrives, DVR, herramientas de precisión y documentos de interés para la causa.

Los allanamientos fueron realizados por la Sección Ciberdelito Contra el Sistema Financiero, dependiente del Departamento Investigación del Ciberdelito de la Policía de la Ciudad, junto al Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) y con la intervención del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Número 8, a cargo de la doctora Natalia Marcela Molina.

La investigación estuvo a cargo de la doctora Daniela Dupuy, titular de la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas, luego de recibirse en marzo pasado una denuncia formulada por la empresa Mercado Libre, sobre robos y hurtos de teléfonos celulares a 107 clientes, además del vaciamiento de billeteras virtuales.

Los damnificados denunciaron que, mediante el robo a su dispositivo, los delincuentes lograban acceder a la plataforma de Mercado Libre y realizaban acciones para beneficiarse económicamente, desviando alrededor de 6.7 millones de pesos mediante técnicas informáticas.

Los ocho delincuentes imputados fueron individualizados y también sus domicilios, y en algunos de ellos se desplegaban actividades comerciales en locales de galerías porteñas. Además, se verificó por perfiles públicos de redes sociales que los delincuentes tenían relación entre ellos.

Los allanamientos fueron realizados en México al 2100, en Palestina al 600, en una galería en avenida Corrientes al 2300, en un departamento en avenida Corrientes al 2200, en una galería en avenida Pueyrredón al 200, en Centenario al 100, en Caracas al 2500 y en Felipe Boero al 200, en Lomas de Zamora.

En los procedimientos, los efectivos incautaron 131 teléfonos celulares, 20 notebooks y tablets, 4 CPU, 5 pendrives, 20 memorias SD, 23 tarjetas de débito y crédito, 3 discos rígidos, 3 módems, 5 consolas de juegos, 5 documentos de ID, 67 tarjetas SIM, 1 DVR y herramientas de precisión para el desguace de los equipos.

Hubo cinco detenidos en los operativos, tres hombres y dos mujeres, que quedaron a disposición de la Justicia.

Dos «roba buzones» detenidos en Saavedra

La Policía de la Ciudad detuvo a dos ladrones de tapa de buzones de bronce de varios edificios del barrio de Saavedra.

En respuesta a una alerta emitida por el Departamento de Emergencias Policiales, oficiales de la Comisaria Vecinal 12 A fueron desplazados hasta Amenábar al 4100 por la presencia de delincuentes manipulando el buzón de la entrada de un edificio.

Al percibir la presencia policial, los delincuentes intentaron escapar, pero fueron seguidos por las cámaras de seguridad de la Ciudad desde el Centro de Monitoreo Urbano (CMU), lo que permitió que fueran detenidos a las pocas cuadras.

Luego de las requisas policiales, se encontraron entre las pertenencias de los delincuentes varias tapas metálicas de buzón que fueron sustraídas de distintos edificios de la zona.

El Juzgado Criminal y Correccional N° 4 del Dr. Martín Yadarola avaló el procedimiento y ordenó el traslado de los detenidos hasta la Alcaidía de la Policía de la Ciudad.

Agronomía: un ladrón que intentó robar una moto fue detenido con el aporte del CMU

Con el aporte de las imágenes de las cámaras de seguridad, la Policía de la Ciudad detuvo a un delincuente de 25 años que había robado una moto estacionada en la vía pública, en el barrio de Agronomía.

Operadores del Centro de Monitoreo Urbano (CMU) visualizaron mediante una de las cámaras de seguridad emplazadas en la avenida San Martín al 4100 a un hombre arrastrando una moto marca Gilera que había sido denunciada como robada minutos antes.

En consecuencia, se irradió una alerta en la zona y oficiales de la Comisaría Vecinal 11 A se dirigieron hasta el lugar, pero el delincuente, al percibir la presencia policial dejó el rodado y escapó.

Mediante un seguimiento en tiempo real de los operadores del CMU, los oficiales siguieron al sospechoso y lo detuvieron a las pocas cuadras, en la calle Raulies al 2000, donde fue requisado e identificado frente a testigos.

El Juzgado Nacional Criminal Correccional Número 45, a cargo del doctor Litvack y ante la Secretaría 122 del doctor Nicolás Coronel, avaló el procedimiento policial y al detenido se le inició una causa por “Tentativa de robo”.

Además, al delincuente se le incautó la mochila, donde llevaba un corta cadenas y un elemento punzante metálico para cometer los ilícitos.

Los oficiales lograron dar con el damnificado, un hombre de nacionalidad peruana y de 22 años, que reconoció a la moto como propia.