Los metrodelegados insistirán con las medidas de fuerza en reclamo por la seguridad en el servicio a la concesionaria Emova.

Los metrodelegados y trabajadores del Premetro de la Ciudad de Buenos Aires continúan con los reclamos que comenzaron en la mañana del lunes con un paro de dos horas, en reclamo a la concesionaria Emova por la seguridad del servicio.

En esta oportunidad, volverán con el cese momentáneo de la actividad como medida de fuerza, será por la tarde y se extenderá desde las 17 a las 19 horas, según informaron desde la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp).

“La empresa sigue sin cumplir al acuerdo firmado en septiembre de 2021, en el que se comprometía a realizar la automatización de los cambios de vías del Premetro en el plazo de 180 días. EMOVA intenta que estas tareas sean llevadas a cabo por los conductores y conductoras del sector, aun sin estar en la descripción de tareas del Convenio Colectivo de Trabajo vigente y con los riesgos que ello implica para la seguridad operativa”, señala el comunicado.

Por los motivos mencionados, los metrodelegados pidieron “disculpas a los usuarios afectados por la medida”, en tanto llamaron a la “reflexión” a la empresa a cargo de la concesión en torno a sus responsabilidades sobre el estado del Premetro.