La Policía de la Ciudad capturó a una pareja de estafadores con antecedentes penales, cuando manipulaban cajeros automáticos en el barrio de Boedo para clonar tarjetas de débito.

Efectivos de la División Fraudes Bancarios de la Policía de la Ciudad observaron días atrás a un hombre que bajó de un auto Volkswagen Polo e ingresó a un banco. Una vez en el interior del mismo lo vieron realizando maniobras extrañas en uno de los cajeros automáticos.

Ante esta situación, los oficiales ingresaron al lugar y se identificaron. Cuando quisieron detenerlo, el hombre se tornó agresivo y trató de escapar, pero fue reducido por los policías.

Con la presencia de dos testigos lo requisaron, encontrando en su poder un destornillador y una varilla de metal conocida como “trampa dispensadora de billetes”. Luego, los efectivos policiales se trasladaron al rodado y allí capturaron a una mujer que se encontraba en el mismo y secuestraron otros 19 artilugios como al antes mencionado, tres pinzas, un destornillador, dinero en efectivo, un pendrive, un teléfono celular y una espátula.

En ese momento, se hizo presente en el lugar una de las damnificadas que explicó que momentos antes utilizó el cajero automático y este emitió un ticket de extracción que no era real.

Al consultar los antecedentes de los sujetos se corroboró que la mujer poseía una condena de cuatro años de prisión efectiva por comercialización de estupefacientes mientras que su pareja tenía una condena de cinco meses de prisión efectiva en la provincia de Córdoba por estafas del año 2012 y otra de 18 meses por estafas reiteradas.

Al realizar la consulta con el Juzgado Nacional Criminal y Correccional Número 21, a cargo del Doctor Fernández y ante la Secretaría Número 165, se dispuso el traslado de los imputados, ambos argentinos de 31 años, a la Unidad Número 28 y el secuestro del material encontrado.