Fue reconocido el personal de la Policía de la Ciudad que trabajó intensamente para la detención de los involucrados en la agresión al turista sueco

El encuentro estuvo encabezado por el Vicejefe de Gobierno de la Ciudad a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, Diego Santilli, quien junto al Secretario de Seguridad, Marcelo D´Alessandro y al Subjefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard, destacaron las tareas conjuntas de investigación, seguimiento y detención de los delincuentes que atacaron a Christoffer Persson.

Luego de 3 semanas de intensas tareas de investigación, en las cuales intervinieron diferentes áreas de la Policía de la Ciudad, fueron detenidos dos delincuentes sospechosos de haber participado en el ataque al turista sueco ocurrido en San Telmo el pasado 30 de Diciembre.

Por tal motivo, el Vicejefe de Gobierno a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, Diego Santilli, remarcó orgulloso el trabajo conjunto del personal de la Policía de la Ciudad y de la Justicia para identificar y atrapar a los sospechosos.

“Destacamos el trabajo exhaustivo de la Policía de la Ciudad hasta llegar a los principales sospechosos que ya tenían antecedentes de robo a mano armada. Y quiero también destacar el trabajo de la Justicia, tanto del fiscal como del juez, para llegar en veinte días a los principales responsables del ataque al turista sueco”.

“Independientemente de la nacionalidad de la víctima, todo aquel que comete un delito de tal magnitud en la Ciudad de Buenos Aires debe pagarlo, y esperamos que la Justicia caiga sobre estos malvivientes con todo el peso de la ley”, enfatizó.

Otro de los participantes del evento fue el Secretario de Seguridad, Marcelo D´Alessandro, quién además de celebrar la excelente labor policial dio algunas precisiones de cómo fueron las tareas realizadas para la detención de los agresores.

“Reconocemos una vez más este trabajo tan profesional que realizan a diario los hombres y mujeres de la Policía de la Ciudad. En este caso, la investigación comenzó en el Centro de Monitoreo Urbano, donde se analizaron las imágenes del vehículo involucrado en el ataque. Se determinó su trazabilidad y se realizó un seguimiento hasta llegar a las imágenes del anillo digital con las cuales se identificó la patente del auto implicado, que pertenecía a una constructora de Avellaneda, lo que sirvió como dato contundente para iniciar la investigación”.

“Posteriormente, las brigadas de investigación estuvieron más de quince días avocadas a realizar diferentes pesquisas con la colaboración permanente del fiscal Retes y el juez Godoy, quienes brindaron las herramientas adecuadas para que pudieran trabajar y llegar a la detenciones tanto del que manejaba el auto, como del autor material del disparo”, agregó.