El popular actor fue reconocido por su trayectoria y compromiso con los desafíos que plantea a la sociedad el medio ambiente.

Carlos “Boy” Olmi, actor y documentalista, fue declarado “Personalidad Destacada en el ámbito de la Cultura” en el Salón Dorado de la Legislatura porteña. Natalia Persini, actual subsecretaria y diputada con mandato cumplido, afirmó que “su trayectoria, incansable, bien vale cualquier reconocimiento, pero a mí me cautivó, una convicción inclaudicable, la defensa de nuestro mágico y bello planeta”.

La actual Subsecretaria de Modernización y Fortalecimiento Institucional, expresó que “a través de su arte, de sus obras, de sus palabras, nos ayuda a tomar conciencia de la importancia de nuestras decisiones y el impacto que tienen nuestras acciones en nuestro entorno natural y nuestra esencia espiritual”.

Luego se proyectó un video, en el que con grandes imágenes se repasó a la vida de Olmi, el cual manifestó que “me conmueve, muchas gracias” y afirmó ante el Salón Dorado que “donde miro, encuentro personas que quiero”, por lo que agradeció la realización del acto. A continuación presentó “tres trabajos que son muy representativos de mi vida”, que se realizaron “en distintos momentos políticos” del país, aunque el último va “más allá de la coyuntura” ya que abarca a todos los seres vivos.

Bourdoness es un video en Super 8 que realizó en 1982, el cual fue presentado para “un concurso de las calles de la ciudad”, que retrata las postrimerías de la sociedad durante la última dictadura militar. Theman of theweek, de 1988, cuenta la construcción de un hecho policial, donde lo disparatado y sensacionalista se hacen presentes. A continuación se presentó su último trabajo de 2016, “Que es adelante, una conversación con Doug Tompkins”, basado en encuentros que tuvo con el conservacionista, empresario y visionario; el cual ha realizado sus emprendimientos respetando el medio ambiente e incluso ha donado tierras para la creación de parques naturales en Chile y Argentina.

Olmi planteó que vivimos en “un mundo en emergencia social, ambiental, política” que se enmarca en “una crisis espiritual que no podemos resolver”, pero que “estamos todos juntos en la misma casa”. Contó que “la vocación es en lo que nos formamos y capacitamos, en lo que nos gustaba hacer de chicos” y muchos tenemos el privilegio de “trabajar de aquello que nos capacitamos y nos gustaba”, aunque advirtió que debemos estar “al servicio mayor de mis intereses personales y familiares”. Y por eso evaluó “transformar esos privilegios”, ya que al pasar “del yo-yo al yo-nosotros, logramos trascender”.

Sobre BoyOlmi

Nació en la ciudad de Buenos Aires en 1955. Trabajó en teatro, como actor en casi 40 películas y en casi un centenar de programas televisivos que le dieron popularidad, como “Estación Terminal” (1980), “Celeste, siempre Celeste” (1993), “Dulce Ana” (1995), “Primicias” (2000), “Tiempo Final” (2001), “Rebelde Way” (2002/2003), “La Niñera” (2004/2005), “Aliados” (2013/2014) y “En terapia” (2014). En su última etapa profesional ha realizado numerosos documentales los cuales asumen una reflexión sobre el estado actual de la humanidad y el único planeta que puede habitar.