La persecución empezó en el Barrio de Agronomía y terminó en Villa Crespo en nuestra Comuna 15.

Una persecución en la que participaron 20 patrulleros de distintas comisarías terminó durante la mañana del martes feriado de Carnaval, con un múltiple choque en avenida Corrientes y Ángel Gallardo, en el Barrio de Villa Crespo, e nuestra Comuna 15. Todo había comenzado en Villa Urquiza, cuando un joven que se llevó el auto familiar quiso escapar, junto a cuatro amigos, de un control policial en Agronomía. Al final, el vehículo en el que viajaban chocó a un taxi, destrozó un kiosco de diarios y terminó volcado.

La persecución arrancó en el barrio de Agronomía, poco antes de las 6 de la mañana, cuando los ocupantes de un Volkswagen Bora se negaron a ser identificados en un control policial. El vehículo empezó a ser perseguido y se fueron sumando móviles policiales. Participando de la persecución patrulleros de las comisarías 39, 27 y 29.

El raid terminó en la esquina de las avenidas Corrientes y Ángel Gallardo cuando el vehículo chocó primero con un taxi y luego con un puesto de venta de diarios. Por el golpe, también resultó dañada la vidriera de un bar.

Según dijeron los testigos a la prensa, fue un milagro que por el lugar no pasara gente caminando ni hubiera, dentro del bar, gente sentada en las mesas junto a la ventana. La dueña del kiosco lloró ante las cámaras de televisión. Dijo que los destrozos no se los paga nadie y que el puesto no está asegurado. “Son cuarenta años de trabajo”, se quejó la mujer frente a los medios de prensa.

Los cinco ocupantes del Bora fueron apresados y trasladados a la comisaría 11. En tanto, el taxista debió ser traslado con politraumatismos al hospital Durand.

Según las fuentes, el conductor del Bora es un menor de 17 años, en tanto que sus acompañantes tienen entre 18 y 19 años. En el interior del vehículo se encontraron restos de marihuana.

El menor, que no tenía registro de conducir, fue derivado al Instituto Inchausti, mientras que sus acompañantes fueron remitidos a la Comisaría 39.

Al mismo tiempo, también se informó que el auto, según las pericias policiales, no cuenta con pedido de captura, por lo que se infiere que los propietarios del mismo ni siquiera habían notado su ausencia.