Se implementará el dispositivo de asistencia al Centro de Justicia de la Mujer en la Sede Comunal 15 donde se podrán realizar denuncias.

En la Sede Comunal 15, la consejera y titular del Centro de Justicia de la Mujer, Ana Salvatelli, junto al consejero Juan Pablo Zanetta, el presidente de la Junta Comunal 15 Martín Garcilazo y la comunera por el Frente de Todos Jazmín Tello, firmaron un acuerdo de cooperación específico en materia de asistencia a las víctimas de violencia de género.

El convenio, tiene como eje principal, poner en acción el dispositivo “El CJM se mueve”, con un servicio de atención al público en las oficinas comunales que brinde asistencia integral a víctimas de violencia de género, en coincidencia con los días y con la franja horaria en los que en dicho edificio funcione una Unidad de Orientación y Denuncia del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad.

De este modo, una persona víctima de violencia de género que se acerca a realizar una consulta, tendrá a su disposición mayores recursos del Estado en el mismo momento y podrá coordinar la toma de denuncia en los casos en que la misma así lo desee. Allí contarán con una oficina de tomas de denuncias y otra de entrevista para los casos presentados.

El Centro de Justicia de la Mujer es un espacio que brinda un servicio pleno de justicia en un único edificio y que recibe en forma exclusiva a mujeres que se presenten como víctimas de delitos en contexto de violencia contra la mujer. Se presta asistencia inmediata y en un mismo lugar, evitando la revictimización, a través de la coordinación sistémica de los órganos estatales de la Ciudad al servicio de la mujer en esta situación vulnerable.

Resulta paradójico que Garcilazo firme este convenio cuando semanas atrás una vecina habría vivido una situación de violencia en la vía pública ejercida por el mismo presidente comunal. El hecho ocurrió a fines de octubre cuando esta vecina estaba corriendo en el Parque Los Andes del barrio de Chacarita. Esta ciudadana participa en el Galpón de Ortúzar, espacio comunitario que está en conflicto porque el Gobierno porteño lo quiere desmantelar y los habitantes de Villa Ortúzar se resisten.

Es sumamente preocupante que un funcionario público se comporte así con una mujer: un varón asaltando, insultando y amenazando a una mujer sola en un espacio verde y público.