María Rosa Muiños indicó que el propósito de este nuevo espacio es acercar un organismo de garantías y de control a quien más lo necesita.

El flamante centro de atención que se utilizará para recibir y tratar consultas, reclamos y denuncias de los vecinos y vecinas de la Ciudad se encuentra ubicado en Av. Roca 5252 y funciona de 9 a 15 horas.

La inauguración efectuada el viernes forma parte del proceso de descentralización iniciado por la Defensoría del Pueblo porteña, que en esta oportunidad dispuso una oficina en la sede de la Comuna 8, ubicada en el sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires e integrada por los barrios de Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano.

Durante el acto de apertura, la Defensora del Pueblo María Rosa Muiños señaló que el propósito esencial de este nuevo espacio es acercar un organismo de garantías y de control a quien más lo necesita. Asimismo, argumentó: “Estamos dando un paso más en el marco del cumplimiento de la Ley de Comunas, que está bastante olvidada”.

La Defensora agregó que el próximo año “va a ser el cierre de esta expansión, de esta descentralización y de seguir dándole cumplimiento a una norma de la Ciudad de Buenos Aires que empodera a las juntas comunales y que revaloriza su palabra hacia afuera, en la mesa intercomunal, en el Ejecutivo, en la Legislatura y en los organismos de control”.

Por último, Muiños aclaró que, si bien no es un camino fácil, de esta manera la institución brinda su colaboración para este empoderamiento y continúa con su tarea de estar cerca de los que menos tienen, de los que más sufren y de quienes tienen sus derechos vulnerados.

Junto con la Defensora porteña participaron del evento representantes de la Junta Comunal 8, el presidente Miguel Eviner y los y las integrantes Nayla Loitegui, Héctor Wulffe, Eliana Núñez, Hugo Bentivenga y Silvia Coca.