Con la apertura de la calle Palpa, que permite la conexión de Fraga con la avenida Triunvirato, el Gobierno de la Ciudad reurbaniza el Barrio Playón de Chacarita.

Autoridades del Gobierno porteño anunciaron la apertura de una calle, en el marco del proceso de integración socio-urbana del barrio Playón de Chacarita, ubicado en la Comuna 15 de la Ciudad. El Jefe de Gabinete del gobierno porteño, Felipe Miguel; la Ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, María Migliore, y el presidente del Instituto de Vivienda, Gabriel Mraida, recorrieron las obras sobre la calle Palpa y confirmaron que se llevará a cabo la inauguración oficial con la presencia del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

Esta obra permitirá la conexión de la calle Fraga con la avenida Triunvirato y cruzar de punta a punta el barrio, para ello el Gobierno porteño realizó la mudanza de familias a las nuevas viviendas y se demolieron algunas casas. “La apertura de Palpa concede una mejor conectividad y accesibilidad al barrio, favorece su integración a la trama urbana y una transformación del espacio público a través de bocas de tormenta, alumbrado, rampas y señalética, y permite que muchas familias y comercios del barrio tengan una dirección formal y una salida directa a la calle”, explicaron desde el Gobierno de la Ciudad.

También se realizaron obras de infraestructura para la provisión de servicios básicos necesarios para los vecinos del barrio, como agua corriente, electricidad, cloacas y pluviales. El proyecto implicó la relocalización de las familias que se encontraban viviendo dentro de la zona afectada por la traza a las nuevas viviendas, construidas por el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), sobre la avenida Triunvirato y la demolición de las viviendas que formaban parte del barrio.

Las obras se llevaron adelante en el marco del proceso de integración socio-urbana del Barrio Playón Chacarita, a través del cual se construyeron 678 departamentos. Los criterios para la adjudicación de estas viviendas son definidos priorizando a las familias afectadas, en el marco de las leyes del Proyecto Integral de Reurbanización y consensuados con los vecinos a través de las Mesas de Gestión Participativa.

«Para nosotros integrar es que existan las mismas oportunidades en todos los barrios, y en ese sentido trabajamos: apuntamos a que todos los ciudadanos vivan en una vivienda digna, en una calle con numeración, que accedan a una educación de calidad, que tengan garantizado el cuidado de su salud, que puedan contar con una red de transporte público que llegue a todos lados, que vivan en una Ciudad segura, que accedan a oportunidades de trabajo», sostuvo Felipe Miguel durante la recorrida.

Ubicado en la Comuna 15, en el barrio de Chacarita, entre las calles Fraga, Teodoro García, Palpa, Céspedes y las vías del Ferrocarril Urquiza, allí viven 1042 familias, según el censo de 2016. Ese barrio nació con la ocupación de unas pocas viviendas de ferrocarriles abandonadas y con la crisis de 2001 se acentuó su crecimiento. En 2017 la Legislatura porteña sancionó el proyecto de ley que da origen al proceso de reconversión de toda la zona.

El proyecto de integración realizó la apertura de ocho calles: Av. Triunvirato, Teodoro García, Céspedes, Palpa (en proceso), Guevara (en proceso), Calle nueva 1 (Mercedes Sosa), Calle nueva 2 (Mujeres de Fraga) y Zabala; y habilita el avance de obras de infraestructura. La liberación de estas calles habilitó el inicio de la obra de infraestructura para llevar los servicios básicos al barrio.

Asimismo, en mayo de este año se modificó el trayecto de tres líneas de colectivo: 87, 71 y 108, con el objetivo de que puedan pasar por la avenida Triunvirato, reduciendo unos 1,4 kilómetros del recorrido. Estas tres líneas pasaban antes por las calles Roseti y Fraga, en el interior del barrio. Las líneas 87 y 71 se incorporaron al trayecto de Triunvirato en un sentido, mientras la 108 se incorpora en ambos sentidos. Por otra parte, se están ejecutando las obras para generar nuevos espacios verdes sobre avenida Triunvirato y tres canchas de fútbol.

 

Distribuidos en cuatro manzanas, los nuevos edificios se extienden por la avenida Triunvirato en dos alturas, de cuatro y ocho pisos. Los departamentos son de uno, dos, tres y cuatro ambientes, y se adjudicaron de acuerdo con la necesidad de cada familia; se mudan con una cuota mensual asignada y un plan de pago a medida. Además, los vecinos asumen la formalización de servicios y la consolidación de los consorcios. La administración puede ser interna o tercerizada, según la elección de los habitantes.