Los médicos residentes y concurrentes porteños realizan desde el miércoles «un paro de actividades por tiempo indeterminado» en reclamo de mejoras salariales y piden un encuentro con el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós.

La medida fue decidida luego de una reunión con el Subsecretario de Planificación Sanitaria del GCBA, Daniel Ferrante, en la que plantearon sus demandas sin resultados.

Los trabajadores de salud marcharon las últimas semanas hacia el Ministerio de Salud porteño, el Ministerio de Hacienda y la Jefatura de Gobierno sin obtener «una respuesta clara» por parte de los funcionarios de esos organismos.

Desde la asamblea, los residentes dicen que los sueldos que perciben están «por debajo de la canasta básica y los concurrentes no perciben salario ni ART».

A través de un comunicado indicaron: «Estamos reclamando la reapertura de paritarias, porque las cerraron sin consultarnos a nosotros o a la AMM. Tampoco lo hicieron con la Federación de Profesionales de la Ciudad. Por eso exigimos la recomposición salarial de todo lo perdido. Vamos a movilizarnos para que nos reciban y nos den una respuesta urgente. Queremos que nos escuchen en el sindicato y en el Ministerio».

Según indicaron, actualmente, los médicos residentes perciben un salario promedio por debajo de la canasta básica, con sueldos de $110 mil, mientras que los concurrentes trabajan ad honorem, se explicó.

«La precarización es la regla. Mientras, cumplimos jornadas laborales de hasta 360 horas mensuales, guardias de 24 y hasta 36 horas seguidas; muchos sufren además el pluriempleo para llegar a fin de mes», indicaron.

El comunicado concluye indicando: «La idea es que sea un paro indeterminado que vamos a ir votando día a día. Fuimos a los tres lugares que tocan nuestro salario y en ninguno hubo respuesta y encima nos amenazan que no nos van a aprobar los exámenes que estamos rindiendo durante nuestra residencia, básicamente vamos repetir un año por luchar por nuestros derechos».