La Policía de la Ciudad detuvo a un hombre por ser el responsable de un criadero ilegal en el barrio de San Nicolás y rescató a veinte perros, un felino y un ejemplar de fauna silvestre que eran ofrecidos a la venta por redes sociales.

Del procedimiento por maltrato animal en el inmueble de la calle Viamonte al 1600 participaron la División Delitos Ambientales de la Policía de la Ciudad, la División Canes, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) del Ministerio Público Fiscal y la Gerencia Operativa de Sanidad de Mascotas, dependiente de la Agencia de Protección Ambiental (APRA), que dispuso la clausura del lugar.

La causa se inició por la denuncia de un vecino debido a la existencia de un criadero donde se maltrataba a los animales, por lo que intervino la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), bajo la titularidad del doctor Carlos Rolero Santurián y ante la Secretaría del doctor Ricardo Bomparola, y la orden de allanamiento en la propiedad la dictó el Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Número 28, a cargo de la doctora María Julia Correa, Secretaría 56 de la doctora Marianela Lotito.

Durante el procedimiento, se encontraron 20 perros, entre los que se distinguieron 5 machos, 12 hembras y 3 crías. Además, los efectivos hallaron un loro hablador científicamente denominado «Amazona Aestiva» y un felino (Gato Persa).

Los perros rescatados son de raza y eran ofrecidos para la venta a través de redes sociales. Se secuestraron también ocho caniles utilizados para el transporte de los animales para su posterior venta y jaulas parideras, entre otros elementos valiosos para la causa.

El responsable del lugar quedó imputado por actos de maltrato y crueldad animal por el funcionamiento de un criadero ilegal y por la tenencia irregular de un ejemplar de fauna silvestre.

En consecuencia, el doctor Rolero Santurián ordenó su detención por considerar que todos los delitos se constataron en flagrancia. Además, se dispuso su traslado a la fiscalía, donde se realizará la audiencia de intimación de los hechos, por la calificación legal de Infracción a la Ley 14.346 (actos de maltrato y crueldad animal) y Ley 22.431 (Tráfico de Fauna Silvestre), y por encubrimiento.

Los animales rescatados serán enviados a la ONG Callejero Casa Quiere, que se encargará de recibir a todos los animales domésticos para reubicarlos en grupos familiares en un proceso de adopción responsable.

Por su parte, el ejemplar de fauna silvestre será trasladado a la Reserva Ecológica Costanera Sur para su evaluación y tratamiento de cuarenta días con miras a su reinserción a su hábitat natural. La Gerencia Operativa de Sanidad de Mascotas ordenó la clausura del criadero.

La Policía de la Ciudad desbarató un taller clandestino en el Barrio de Chacarita con autopartes robadas

Un galpón donde funcionaba de manera ilegal un taller mecánico, fue desbaratado por la Policía de la Ciudad en el barrio de Chacarita y se incautaron las autopartes robadas que se encontraron.

Personal de la División Sustracción de Automotores y Autopartes de la Policía de la Ciudad, que se encontraba realizando tareas de investigación en el ámbito de las Comunas 12, 13 y 15, al llegar a la avenida Elcano al 4000 observó a un hombre que ingresaba a un taller con la puerta trasera de un vehículo Volkswagen.

Rápidamente, tras advertir la actitud sospechosa, los oficiales procedieron a identificar al hombre de 69 años, domiciliado en el lugar y responsable del galpón.

Dentro del taller, los efectivos encontraron una camioneta Fiat Fiorino con la numeración del chasis suprimida, 7 puertas, 3 portones traseros, 1 tapa de baúl, 11 paragolpes, 13 guardabarros y 3 capots, todo carente de calcomanía del RUDAC (Registro Único de Desarmaderos y Actividades Conexas).

Además, se halló una puerta de trasera de Volkswagen Fox con el dominio en el cristal, gracias a lo cual se corroboró que ese rodado contaba con pedido de secuestro por robo del 2017.

La Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Número 6 dispuso notificar al responsable por infracción a la Ley 25.761 (Ley de Desarmaderos) como así también el secuestro de todos los elementos mencionados que constituyen la prueba del delito cometido y que sean trasladados al Playón Judicial de la calle Ferré al 2800.