La Policía de la Ciudad detuvo a dos hombres extranjeros y secuestró más de 200 teléfonos celulares y accesorios ilegales, en el marco de una serie de inspecciones que se hicieron en locales ubicados en los barrios de Belgrano y Chacarita, de los cuales seis de ellos terminaron clausurados por la Agencia Gubernamental de Control (AGC).

Los procedimientos fueron encabezados por efectivos de la División Conductas Informáticas Ilícitas de la Superintendencia de Tecnología Informática de la Policía de la Ciudad junto a la AGC y la Dirección General de Coordinación Operativa, dependiente de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana.

Los operativos que se dieron en el barrio de Belgrano fueron en seis locales ubicados sobre la avenida Cabildo al 2300.

En los mismos, se procedió a la detención de uno de los encargados, ya que en su comercio se encontraron tres celulares que figuraban denunciados como robados ante el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) y, además, la AGC clausuró el lugar por Infracción a la Ley 6.009.

Durante estas inspecciones, se secuestraron en total 152 teléfonos celulares, 3 de ellos por denuncias de robo y los restantes por falta de documentación. A su vez, se incautaron 68 módulos y 4 baterías. De los seis comercios inspeccionados, cinco fueron clausurados.

Por otra parte, durante los procedimientos de la avenida Corrientes al 6100 en el barrio de Chacarita, se concretó la detención de un hombre de nacionalidad colombiana, ya que en el local de su responsabilidad se encontraron ocho dispositivos denunciados como robados ante el ENACOM.

También, se secuestraron 68 aparatos sin documentación y 165 partes de teléfonos usados como carcasas, módulos y baterías. Ante esta situación, la AGC clausuró el lugar.

En todos los casos intervino el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Número 2, a cargo del doctor Sebastián Ramos y ante la Secretaría 4 del doctor Murano, que ordenó el secuestro del material y la imputación de los dos detenidos por infracción a las Leyes 25.891 (Servicios de Comunicaciones Móviles) y 25.886 (Ley Blumberg).

Cabe destacar que se solicitó la participación de la División Análisis de Inteligencia Informática de la Policía de la Ciudad que trabajó de nexo con el ENACOM para constatar si los dispositivos figuraban como robados.

Tras persecución, fueron detenidos tres delincuentes que intentaron robar una moto en Villa Crespo

La Policía de la Ciudad detuvo tras una intensa persecución a tres delincuentes que intentaron robar una moto en Villa Crespo.

Personal de la Comisaría Vecinal 15B de la Policía de la Ciudad recorría el barrio, cuando en Tres Arroyos al 200 observó un hombre forzando el tambor de arranque de una moto estacionada.

El sospechoso, al percibir presencia policial, se subió inmediatamente a un auto Volkswagen Golf gris y escapó junto a dos cómplices.

El oficial irradió la alerta con la descripción del vehículo, por lo que se desplegó un operativo cerrojo que permitió interceptar el auto sobre la avenida Dorrego al 50, donde sus ocupantes fueron identificados y requisados. Se trataba de tres jóvenes de 22, 21 y 18 años.

Como resultado del procedimiento se encontró en el interior del auto el carenado de la moto damnificada, una Honda XR 250, un casco, destornilladores, pinzas, un martillo y cables. Además, los detenidos no poseían papeles del auto en el que se movían.

Uno de los delincuentes denunció que tenía una pierna fracturada y fue derivado hasta el Hospital Durand con consigna policial, mientras que sus cómplices fueron alojados en la correspondiente alcaidía de la Policía de la Ciudad por orden del Juzgado Criminal y Correccional Nº 36 del Dr. Alejandro Héctor Ferro, que dispuso también el secuestro del auto, y los elementos que portaban los imputados.

Cayó la Banda del Remisero: sus integrantes cometían entraderas con un auto alquilado

La Policía de la Ciudad detuvo a tres delincuentes involucrados en una entradera cometida en el barrio de Núñez con un auto utilizado para remise, luego de una investigación de seis meses y de cuatro allanamientos que se hicieron en propiedades de José León Suárez y Boulogne.

Personal de la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad, perteneciente al Departamento Delitos Contra la Propiedad, participó de cuatro allanamientos a solicitud del Juzgago Nacional en lo Criminal y Correccional Número 9, a cargo del doctor Martín Peluso y ante la Secretaría 108 del doctor Diego Villanueva, junto a efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, después de diferentes tareas que se hicieron para capturar a los ladrones que cometieron en febrero pasado una entradera en Núñez.

En ese momento, varios hombres sorprendieron a la víctima en la puerta de su domicilio cuando se estaba yendo de vacaciones, lo obligaron a ingresar a la casa y lo amenazaron con armas de fuego para que le diera dinero. Finalmente, los delincuentes se llevaron 5.000 pesos, 2.000 dólares y algunos artefactos domésticos.

La Fiscalía de los barrios Saavedra y Núñez tomó intervención del caso y le ordenó a la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad que realizara las investigaciones pertinentes para dar con los malvivientes.

Por este motivo, los efectivos analizaron las cámaras de seguridad, públicas y privadas, y cotejaron las patentes con la División Anillo Digital pudiendo determinar que los ladrones se habían desplazado en un automóvil Volkswagen Gol de color rojo junto con el vehículo sustraído. Siguiendo la pista de este rodado, se determinaron cuatro domicilios relacionados con los delincuentes.

En el primer allanamiento, que se produjo en un domicilio de la calle Maipú al 300 de la localidad de José León Suárez, se logró la detención de un hombre de nacionalidad argentina de 47 años y se secuestró un teléfono celular y tres planillas de viajes de una remisería.

En el segundo procedimiento, en la calle Luis Beltrán al 2300, también en José León Suárez, se detuvo a un hombre argentino de 56 años y se incautó el Volkswagen Gol rojo y un teléfono celular. Allí funcionaba una remisería y el rodado era utilizado para realizar viajes por diferentes choferes, que le pagaban un porcentaje de la recaudación diaria al propietario.

Los oficiales también se dirigieron a una propiedad ubicada en la calle Boulevard Ballester, de José León Suárez. Allí, quedó detenido un hombre argentino de 28 años y se secuestraron 3.900 dólares y un dispositivo.

El último lugar allanado se llevó a cabo en Bernardo de Irigoyen al 1400, en Boulogne, y los efectivos se llevaron de allí un celular y una remera de color violeta involucrada en la causa.

Al consultar con el magistrado interventor, se avaló la actuación policial y se dispuso trasladar a los detenidos a la Alcaidía de la Policía de la Ciudad.