La Policía de la Ciudad junto al personal de Lotería de la Ciudad y del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal desmantelaron un garito en el Barrio de Belgrano, detuvo a 23 personas, todas de nacionalidad china, y secuestró unos 5 millones de pesos, dólares, cocaína y un arma, durante una allanamiento.

El allanamiento se produjo en una casona de tres plantas en Sucre al 900, donde según las averiguaciones del personal policial, operaba este garito entre las 22 y las 5 de la mañana, violando las restricciones impuestas por el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 241/2021, que impone prohibición de reuniones sociales por la pandemia de COVID-19.

La investigación comenzó el 16 de abril último cuando vecinos empezaron a notar que, luego de que una familia de origen oriental se mudó a la finca, durante la noche gran cantidad de gente ingresaba y salía durante la noche y madrugada.

Ante una consulta, la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas 4, a cargo del Dr. Mauro Tereszko, secretaría de la Dra. María Paula Raffa Pirra, ordenó una serie de tareas para determinar si alguna situación irregular se estaba dando en la vivienda, sobre todo si se estaba violando el DNU.

Las averiguaciones confirmaron que en ese domicilio entraban personas, todas de rasgos orientales, y salían durante la noche y madrugada luego de permanecer un tiempo en el interior. Los movimientos de personas se daban entre las 22 y las 5 horas.

Las pesquisas incluyeron revisar la basura, donde los oficiales hallaron gran cantidad de naipes y tickets, tipo supermercado pero sin razón social.

Con el acopio de los datos, la Fiscalía solicitó el allanamiento, que aprobó el Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas 28, a cargo de la Dra. María Julia Correa, secretaría 56 de la Dra. Florencia Romina Celauro.

Con la orden judicial, personal de la Brigada de la Comisaría Comunal 13 de la Policía de la Ciudad junto con el Cuerpo de Investigadores Judiciales (CIJ), personal de Lotería de la Ciudad de Buenos Aires y la presencia del fiscal se formalizó el procedimiento a partir de la noche del jueves y se extendió hasta las 6 de la madrugada.

En el lugar los oficiales detuvieron a 20 hombres y 3 mujeres, de entre 22 y 46 años, todos de nacionalidad china, entre los cuales se encontraba el inquilino morador y organizador del juego clandestino. Al momento del ingreso del personal policial los infractores estaban participando en mesas de juegos de dominó y póker por dinero.

Los oficiales incautaron cuatro mesas electrónicas de juego chino “mahjong”, una mesa octogonal de póker, gran cantidad de naipes, 4.989.700 pesos, 200 dólares, siete envoltorios con cocaína, una pistola Brno Alfa calibre 380, con cargador colocado y sin munición en recámara, con 13 cartuchos a bala intactos en el cargador, y cuatro máquinas contadoras de dinero.

Los 22 apostadores fueron detenidos para su identificación y comprobación de reincidencia y a todos se les inició causa por juego ilegal e incumplimiento del DNU 241/2021.

En tanto, el inquilino y promotor del garito fue detenido por infracción al artículo 301 bis (juego de azar ilegal), 205 (incumplimiento de DNU sobre restricción por la pandemia) y 189 Bis (por tenencia de armas de fuego) y a la ley de Drogas 23.737.

Desbaratan una fiesta clandestina en el Barrio Chino

La Policía de la Ciudad desbarató una fiesta clandestina que se desarrollaba en el Barrio Chino, en una propiedad que violaba dos clausuras previas por infringir la normativa que rige sobre la actividad nocturna en bares y locales gastronómicos.

Se imputó al responsable del lugar, un hombre de 40 años y de nacionalidad china, por violación de clausura y se notificaron a 24 personas que participaban de la fiesta.

El procedimiento fue realizado por efectivos de la Comisaría Vecinal 13 A de la Policía de la Ciudad, Brigada de Comuna 13 e inspectores de la Agencia Gubernamental de Control (AGC).

A raíz de llamadas al 911, los oficiales se desplazaron a un local en la calle Olazábal al 1600, en el barrio de Belgrano, que ya contaba con antecedentes por organizar fiestas clandestinas.

Los efectivos verificaron que en el lugar había fajas rotas de clausura por infringir la normativa que impide la concentración de personas en locales bailables para evitar los contagios del Coronavirus. Por esta razón, se implantó allí una consigna policial y se identificó a dos personas de nacionalidad china que salían de la propiedad.

Al consultar con la Fiscalía Contravencional Número 2, a cargo del doctor Brotto y ante la Secretaría del doctor Grassi, se dispuso que se ingrese al local, donde se constató que se estaba desarrollando una fiesta clandestina con 24 personas (23 mayores de edad y una menor).

Se identificaron a todos los ocupantes y la Fiscalía dispuso que se clausure nuevamente el lugar, dándole aviso a la AGC para colocar una nueva faja. Además, se imputó al responsable del local, un hombre de nacionalidad china de 40 años.

En cuanto a la propiedad, había sido clausurada por primera vez el 25 de octubre de 2020 y el 14 de febrero pasado le pegaron otra faja por haber violado la restricción.