El Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, dentro de las actividades de verano, reabrió el Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori, Av. Infanta Isabel 555, Parque 3 de Febrero, el sábado 9 de enero, con la exposición de las colecciones Guillermo Facio Hebequer, Abraham Vigo pertenecientes al acervo del museo y la exhibición que reúne más de 90 obras en dibujo de pequeño y mediano formato realizadas por Martha Zuik.

Cumpliendo con el protocolo de reapertura de los Museos de la Ciudad, las visitas al Museo Eduardo Sívori serán de lunes, miércoles, jueves y viernes de 12 a 19 hs; sábados, domingos y feriados de 11 a 20 hs. Para garantizar el ingreso, se recomienda la reserva previa por vía digital y anticipada (al menos 2 horas antes del turno requerido) a través del Sitio Web del Museo. En caso de que el visitante asista sin reserva previa, su ingreso dependerá de que el aforo dentro de las salas no esté completo. El Sívori es el cuarto museo del Gobierno de la Ciudad que se suma a esta apertura escalonada.

“Es una alegría poder reabrir las puertas de nuestro gran Museo Eduardo Sívori. Vamos a poder volver a disfrutar de este lugar esencial para las artes plásticas de nuestra Ciudad. Esta reapertura se suma a nuestra red de museos que ya vienen desarrollando actividades hace un tiempo. Con las estrictas medidas de seguridad y prevención, tenemos el objetivo de que cada vez más personas puedan reencontrarse con la cultura en nuestra Ciudad”, aseguró el ministro de cultura Enrique Avogadro.

Por su parte, Vivi Cantoni, Subsecretaria de Gestión Cultural de la Ciudad, añadió: “Este es un enorme logro dentro de la vuelta escalonada de actividades culturales en la Ciudad. El equipo de Museos BA viene trabajando enormemente con los espacios ya abiertos, como el Museo Fernández Blanco y el Museo Larreta, e incorporar al Sívori al listado de estos espacios es una alegría enorme. Este museo vuelve a abrir sus puertas gracias al protocolo, y va a estar disponible para que los vecinos disfruten del arte y la cultura en primera persona”.

GUILLERMO FACIO HEBEQUER-ABRAHAM VIGO. COLECCIÓN SÍVORI

La exhibición Guillermo Facio Hebequer-Abraham Vigo reúne una importante selección de grabados históricos del artista Guillermo Facio Hébequer y bocetos escenográficos del artista Abraham Vigo pertenecientes a la Colección Sívori.

La muestra presenta un recorrido cronológico por la producción de grabados (aguafuertes y litografías) y tintas, del artista Guillermo Facio Hebequer. El corpus de obra corresponde al período de creación entre 1914-1935. La muestra se desarrolla en tres etapas, a partir de las cuales el espectador podrá explorar las diferentes fases estéticas y conceptuales del creador. A través de su visión universal, Facio pretendió encontrar la unión de todas las personas desde una perspectiva utópica, despertando con su arte un sentimiento compartido. En muchas ocasiones su arte es trágico, triste y agobiado; en otras es idealista y esperanzador. Será dentro de estas contradicciones que se encontrará un creador de gran profundidad y fortaleza.

Además, se exhiben obras del artista Abraham Vigo, en particular sus bocetos escenográficos, conformado por un selecto conjunto de témperas que realizó durante su participación en teatros independientes. Las obras que integran esta muestra fueron producidas en los años 20 y dichas colecciones forman parte del importante acervo de arte argentino del museo.

Esta exposición ha sido realizada en conjunto con el equipo de investigación del museo y las áreas de dirección y producción museográfica del Sivori.

 

UN PÁRPADO PLENO DE SAVIA. MARTHA ZUIK. DIBUJOS 1954–1979

La muestra reúne más de 90 obras en dibujo de pequeño y mediano formato realizadas por Martha Zuik durante los primeros años de su producción que, junto a materiales documentales diversos, reconstruyen su inicio artístico.

De este modo, “se exhiben nodos conceptuales de la dibujística de Zuik desde sus inicios, aún previos a su primera exposición individual en Galería Pizarro en 1958, con apenas 17 años. El recorrido de esta exposición se asemeja a una línea que, en su unicidad, se torna orgánica, curva y expansiva para configurar diversas imágenes apelativas de una mirada certera y perspicaz”, destaca Sebastián Vidal Mackinson, curador de la exhibición.