La Policía de la Ciudad, por medio de una compra controlada, detuvo en el barrio de Núñez a un delincuente que había robado una bicicleta en la vía pública y la ofrecía por internet.

Personal de la División Robos y Hurtos recibió una denuncia radicada en la Comisaría Vecinal 7 A por un hecho de robo que había ocurrido a mediados de octubre en la Avenida de Mayo al 100, en el barrio de Monserrat.

En esa oportunidad, una mujer había dejado su bicicleta atada a un poste para ir a realizar diferentes trámites y al regresar no la encontró. Días después navegando en internet encontró que su bicicleta estaba siendo vendida.

De inmediato, la víctima intentó comprarla y concretó un encuentro con el vendedor, en el Barrio de Núñez en nuestra Comuna 13, para recuperar su rodado. Fue entonces que dio aviso al personal policial para que interviniera y pudiera darle detención al delincuente.

La Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Número 26, a cargo del doctor Lugones y ante la Secretaría Única del doctor Costa, le dio intervención a la División Robos y Hurtos para llevar a cabo la compra controlada del elemento robado.

El encuentro tuvo lugar en la intersección de la Avenida Del Libertador y la calle Manuela Pedraza, donde se hizo presente el imputado con el vehículo en cuestión y finalmente fue detenido.

La fiscalía actuante, al tanto de los resultados del operativo, solicitó que el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Número 1, a cargo del doctor Rongo y ante la Secretaría Número 105 de la doctora Lingeimer, se hiciera cargo del caso.

Así las cosas, el juzgado interventor ordenó la detención del involucrado y su traslado a la Alcaidía 1 Bis de la Policía de la Ciudad, como así también la declaración testimonial de la damnificada.

Una mujer fue detenida en Colegiales por robar pertenencias de autos con inhibidor de señal

Personal de la Comisaría Vecinal 13 C de la Policía de la Ciudad detuvo en el barrio de Colegiales a una mujer de 46 años que, por medio de un inhibidor de señal, lograba abrir los automóviles estacionados en la vía pública para apropiarse de elementos de valor de su interior.

Los efectivos porteños que se encontraban recorriendo la zona de la avenida Elcano y la calle Corregidores fueron alertados por un transeúnte por la presencia de dos sujetos merodeando los autos estacionados.

Rápidamente, los oficiales se dirigieron al lugar y observaron a un hombre revisando el interior de un Citroën C4 de color gris y a una mujer parada al lado que simulaba estar hablando por teléfono. Cuando la imputada, que hacía de “campana”, se percató de la presencia del personal policial, intentó darse a la fuga siendo aprehendida a los pocos metros, mientras que su cómplice logró escapar.

Mientras identificaban a la delincuente, se hizo presente la propietaria del automóvil, que aseguró que al bajarse del rodado lo había cerrado con llave. Tras requisar a la involucrada, encontraron entre sus pertenencias un teléfono celular y un inhibidor de señal de color negro.

El Juzgado Nacional Criminal y Correccional Número 16, a cargo del doctor Iturralde y ante la Secretaría 111 del doctor Turconi, ordenó el traslado de la ladrona a la comisaría correspondiente, donde se labraron actuaciones por Tentativa de Hurto.

Un dealer buscado por la Justicia fue detenido con cocaína en el barbijo

La Policía de la Ciudad detuvo a un dealer de 60 años por llevar cocaína escondida en el tapabocas y resultó estar buscado por un tribunal oral en un proceso por drogas.

Oficiales de brigada de la División Precursores Químicos de la Policía de la Ciudad realizaban tareas para prevenir actividades relacionadas con la infracción a la “ley de drogas” en la Comuna 15, cuando observaron en Manuel Rodríguez al 2700 a un hombre circulando en bicicleta, quien se detuvo un instante para esconder algo en su tapabocas.

Los policías demoraron al sospechoso para requisarlo e identificarlo frente a testigos. En la revisión fueron encontradas ocho dosis de cocaína que estaban guardadas en un bolsillo interno del barbijo. Además se le secuestró un teléfono celular y 1.040 pesos en efectivo.

El detenido, de nacionalidad paraguaya y de 60 años, contaba con un pedido de paradero por comparendo de fecha 11 de febrero de 2019 a requerimiento del Tribunal Oral Federal 7 en una causa por tenencia de estupefacientes.