Ante la comisión legislativa de Vivienda, el funcionario Juan Maquieyra informó a los diputados de la Ciudad sobre el refuerzo de los programas sociales en los barrios populares.

La comisión de asesoramiento legislativo de Vivienda, que preside la diputada Paola Micchielotto (Vamos Juntos), se reunió este viernes por videoconferencia para escuchar, hacer preguntas y requerimientos al Presidente del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), Juan Maquieyra.

Entre las misiones que competen al IVC -que depende de la cartera de Desarrollo Social-, le corresponde la aplicación de programas de integración socio urbana, habitacional y socio económica y su acción se desarrolla especialmente en los denominados barrios populares, considerados como altamente vulnerables en la emergencia por la pandemia de coronavirus.

Maquieyra enfatizó que se han reforzado todos los programas de asistencia social y se han modificado algunas metodologías para prevenir contagios virales. Por ejemplo, se cambió la concurrencia de vecinos a comedores comunitarios por la entrega de viadas (unas 120.000 diarias). Se amplió a las familias los bolsones que se entregan en los centros de primera infancia (CPI) y se creó un sistema de entrega en los barrios vulnerables.

También, para adultos mayores se están elaborando cajas con alimentos y artículos de higiene y desinfección. “Hay 28 dispositivos de resguardo comunitario en marcha” y planes de vacunación antigripal en los Cesac (centros de salud y acción comunitaria), explicó.

Por otra parte, hay un sistema de traslados desde los barrios vulnerables a los centros de atención de la salud y en los casos de personas infectadas que deben ser aisladas, se provee asistencia a la familia o la posibilidad de alojarse en hoteles comunitarios.

Igualmente se trabaja –consignó el funcionario- en el refuerzo de la higiene urbana, desinfección y fumigación en viviendas, baldíos y espacios públicos. En cuanto a la provisión de agua, se distribuyen 10.000 sachets de agua potable por semana y se abastece con camiones cisterna a los hogares o barrios con sistemas para su depósito y circulación. Un total de 24 camiones atmosféricos e hidrocinéticos se destinan a operaciones de salubridad.

“En los barrios la situación es más compleja que en el resto de la Ciudad”, comentó el funcionario, pero hizo hincapié en que se trabaja con intensidad, refuerzos y el uso de todos los recursos disponibles.

La política de difusión preventiva incluye a pregoneros que van con altoparlantes por las villas y la instalación de centros de atención telefónica acotados a los habitantes de cada barriada, donde se han registrado varios casos de denuncias de violencia familiar y de género, que fueron atendidas por los organismos pertinentes.

Participaron de la reunión de la Comisión de Vivienda de la Legislatura porteña, los diputados Gimena Villafruela, Carolina Estebarena, Claudio Romero, María Cecilia Ferrer (VJ); María Bielli, Santiago Roberto, Ofelia Fernández, Lucía Cámpora y Cecilia Segura (Frente de Todos); Diego Weck (UCR) y Gabriel Solano (Frente de Izquierda y los Trabajadores).