Cómo llegó a la política, cómo ve la Comuna y qué proyectos tiene para la misma el Comunero por Juntos por el Cambio en la Comuna 13 Federico Wortley.

Federico Worley asumió el 10 de diciembre su mandato como miembro de la Junta Comunal 13, que abarca los barrios de Colegiales, Belgrano y Núñez. Y contó a la prensa cómo llegó a la política, cómo está la Comuna 13 y qué proyectos tiene para la misma.

Arranca diciendo que proviene de una familia radical; su abuelo tuvo el privilegio de trabajar con Raúl Alfonsín durante su presidencia, así que creció aprendiendo sobre el partido. Los valores que caracterizan al radicalismo y la ideología socialdemócrata siempre estuvieron presentes. De adolescente escuchaba “Perros de la Calle”, en donde Martín Lousteau tenía una columna. Un día, después de escucharlo, se dio cuenta que la única manera de mejorar la calidad de vida de las personas era involucrándose. Desde entonces militó activamente en la Juventud Radical de la Ciudad de Buenos Aires y en su Comuna.

Manifiesta que a la Comuna 13 la ve muy bien. Las vecinas y los vecinos están conformes con lo que se hizo estos últimos años, y así lo expresaron en las últimas elecciones, en las que 2 de cada 3 personas votaron las listas de Juntos por el Cambio. Dice que son conscientes, de todos modos, que aún queda mucho por mejorar.

También cree que los comuneros tienen que fortalecer el vínculo con la gente, que los conozcan y que sepan que su tarea es canalizar los reclamos del barrio. Por eso dice que tratan de estar siempre en la calle. Lanzaron la campaña de relevamiento de espacio público Más Cerca Comuna 13 (#MásCercaC13); van a implementar la comuna itinerante, un puesto comunal en el espacio público para conversar directamente con los vecinos; agrega que participan de cada actividad de Gobierno en los barrios y tuvieron su primera reunión con el Consejo Consultivo.

Federico Worley, miembro de la Junta Comunal 13

Con respecto a la Ley de Comunas considera que en estos ocho años se avanzó. La Comuna brinda cada vez más y mejores servicios, se vienen transfiriendo cada vez más responsabilidades de acuerdo a las competencias que contempla la Ley, pero todavía falta. El proceso de descentralización y las comunas no tienen muchos años, están madurando y tomando forma a medida que funcionan, y los comuneros se van relacionando con los vecinos.

Considera que el desafío, desde la Junta Comunal, es alcanzar la mayor autonomía de gestión para los barrios. Para eso deben utilizar las competencias exclusivas y poner en marcha los mecanismos de articulación que les permitan trabajar y ejercer las competencias concurrentes. Quieren profundizar la descentralización de acuerdo a la Ley.

Para terminar, cuenta que en la Junta integra las comisiones de Participación Ciudadana, Espacio Público y Desarrollo Humano; si bien no son las únicas áreas en las que piensa trabajar, son en las que se va a enfocar, teniendo siempre como principal objetivo acercarle el Estado a la gente.

En este sentido sus proyectos a corto y mediano plazo son, en primer lugar, fortalecer el vínculo con los vecinos y las organizaciones de acción comunitaria de la Comuna para conocer cuáles son las prioridades en las que hay que trabajar. El Consejo Consultivo tiene un rol muy importante en esto, por eso hay que alentar a todos los vecinos de nuestros barrios para que se involucren y sean parte de las soluciones de las diferentes problemáticas.

En términos de Espacio Público, profundizar la inclusión trabajando en la accesibilidad para que todos puedan desplazarse sin dificultad y disfrutar del lugar en donde vivimos. Esto es importante porque el espacio público lo hacemos entre todos y es el lugar de encuentro y relación en el que desarrollamos el sentido de pertenencia y podemos consolidar nuestra propia identidad comunal.

Consolidar la identidad de la Comuna es importante en términos culturales, aunque no puede dejar de decir que piensa que el verdadero salto de calidad será dado a través de la educación pública, que es la principal herramienta de transformación. Mejorar la calidad de la educación pública debe ser prioridad. Es una deuda de nuestro Estado.