A raíz de una investigación llevada a cabo por la Policía de la Ciudad, se capturó a tres de los delincuentes que ingresaron a robar en una vivienda en Zabala y Soldado de la Independencia el pasado 29 de noviembre.

Luego de una investigación policial y varios allanamientos, la Policía de la Ciudad detuvo a dos hombres y a una mujer implicados en el tiroteo y asalto a una familia en Las Cañitas el pasado 29 de noviembre.

En aquella ocasión, personal de la Comisaría Vecinal 13 A de la Policía de la Ciudad fue trasladado hacia la esquina de las calles Zabala y Soldado de la Independencia por un robo en el domicilio de una familia.

Al llegar, los efectivos le dieron la voz de alto a los delincuentes, quienes iniciaron un enfrentamiento armado para luego darse a la fuga en una camioneta de alta gama color azul, que tenía el baúl abierto con el objetivo de tapar la patente. Momentos después se logró la detención de dos hombres; uno de ellos había ingresado a un hospital por una herida.

El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 2 a cargo del Dr. Gorostiaga, secretaría N° 107, había solicitado al Departamento Delitos Contra la Propiedad de la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad que llevara a cabo una investigación para dar con el resto de los involucrados.

De esta manera, los oficiales realizaron tareas de campo, chequearon registros fílmicos y relevaron las cámaras de seguridad y domos del Centro de Monitoreo Urbano. Fue así que identificaron el rodado con el que los delincuentes se habían dado a la fuga, que era conducido por una mujer. También, se identificó a los tres autores del robo que estaban prófugos y sus respectivos domicilios.

El Juzgado a cargo ordenó a la Policía de la Ciudad los allanamientos en esas tres viviendas y se detuvo a los imputados: dos hombres y una mujer. Asimismo, se secuestró la camioneta utilizada aquella noche, la ropa que utilizaron los delincuentes al momento del robo, los teléfonos con los que se comunicaban y varios de los elementos robados.

A los detenidos se los trasladó al Palacio de Justicia donde fueron reconocidos por las víctimas y los policías que mantuvieron el enfrentamiento y fueron procesados por robo a mano armada en poblado y en banda, privación ilegal de la libertad, disparo de arma de fuego y atentado y resistencia a la autoridad.