Intervinieron 44 profesionales de la salud y la cirugía duró 9 horas. La entidad atiende anualmente un promedio de 210.000 consultas médicas ambulatorias en 31 especialidades de servicios pediátricos. Además, realiza más de 3600 prácticas quirúrgicas y alrededor de 1200 partos anuales.

Autoridades de la Fundación Hospitalaria recibieron un diploma en reconocimiento a la exitosa separación de bebés siameses, unidos por los aparatos digestivo y urogenital, que se llevó a cabo el pasado 18 de junio.

Cuando Evelyn y Jonatan llevaban tres meses de embarazo recibieron una dura noticia: sus gemelos estaban “fusionados por la pelvis”. Al tratarse de una situación de alto riesgo, la obra social les recomendó que se atienda en la Fundación Hospitalaria. Desde entonces, un equipo interdisciplinario de médicos y psicólogos trabajó para lograr que el embarazo se concretara de buena manera.

El 20 de septiembre del 2018 nacieron Gianluca y Santino Figueroa. Nueve meses después, en la misma Fundación Hospitalaria, 44 profesionales de la salud participaron en la organización, preparación e intervención quirúrgica, la cual duró 9 horas.

A más de dos meses de la operación, la Legislatura de la Ciudad distinguió a la Fundación Hospitalaria en un acto que se llevó a cabo el mediodía del lunes 26 de agosto en el Salón Auditorio “Dr. Mario Gutiérrez Leyton” de la institución ubicada en avenida Crámer 4601, del Barrio de Saavedra – Comuna 12. La entrega del reconocimiento fue concretada por los legisladores Paola Michielotto, Daniel Del Sol y José Luis Acevedo del bloque oficialista Vamos Juntos.

La autora de la iniciativa, Paola Michielotto, manifestó: “Me siento profundamente orgullosa de que en este país y en esta Ciudad haya profesionales y humanos que aman al prójimo, a la ciencia y especialmente a los niños, quienes marcaron un hito en el campo de la salud. Lo que se vivió el 18 de junio no fue casualidad, sino una suma de responsabilidades y compromisos asumidos por todo el personal de la institución”.

En tanto, el director médico Dr. Pablo Marantz, agradeció el reconocimiento: “La cirugía hizo que mucha gente nos descubriera, pero este fue sólo el fruto de nuestro trabajo y esfuerzo cotidiano de todos los que integramos la Fundación. Felizmente tengo el agrado de recibir la mención de la Legislatura en nombre de todo el equipo que lo hizo posible”.

Por último, la madre de los bebés expresó que siempre estará “agradecida toda la vida” con la Fundación porque siempre la “atendieron y cuidaron a los bebés como si fuesen sus hijos”.

Además estuvieron presentes miembros de la Comisión Directiva y profesionales de la institución, entre ellos el presidente de la Fundación Hospitalaria, Julio Armando Casanova; el director general de Gestión, Contador Jorge Herreros; el subdirector médico Dr. Sergio Paikovsky; y la Coordinadora de Cirugía Pediátrica, Dra. Carolina Millán.

La Fundación Hospitalaria funciona hace 35 años como un Centro de Cuidados Progresivos con tres niveles de atención: Primaria, Secundaria y Terciaria (de Alta Complejidad). Atiende un promedio de 210.000 consultas médicas ambulatorias por año, a través de 31 especialidades de servicios pediátricos. Además, se realizan más de 3600 prácticas quirúrgicas y alrededor de 1200 partos anuales.