Sus integrantes con su formación buscan integrarse posteriormente al ámbito laboral cultural.

La Compañía de Teatro Musical Juvenil fue declarada de Interés Cultural por la Legislatura porteña por iniciativa de la diputada Patricia Vischi (Evolución). Creada por Ricky Pashkus en 2012, está conformada por artistas de entre 8 y 19 años con aptitud y formación en disciplinas como canto, danza, actuación y música

Pashkus, Director General de la Compañía afirmó que al trabajar con ellos “el encanto es la convicción de darle sentido a las cosas, a todo; el sentido es una elección, no una compulsión”. El maestro afirmó que es necesaria “la libertad en el alma y la disciplina en las formas”, ya que es necesario el compromiso para estudiar arte, siempre marcando “la diferencia entre narcisismo y dignidad”.

Estela De Carlotto, afirmó que “es un gratísimo momento el que me están haciendo vivir”. Contó que como maestra primaria siempre buscó impulsar a sus alumnos a que canten, bailen o actúen: “el arte es inolvidable y el paso por este lugar va ser inolvidable”. Afirmó ante los jóvenes que “es muy bueno expresarse a través del arte”.

Al final de la ceremonia el casi centenar de chicos integrantes de la Compañía brindaron una performance en el Salón San Martín. Sus miembros han sido elegidos desde las audiciones que son convocadas permanentemente entre jóvenes de distintas procedencia y formación. Las clases son acompañadas por maestros como Hernán Matorra, Elena Roger, Eugenia Gil Rodríguez, Alejandro Paker, Facundo Mazzei, Lili Popovich, Belén Ucar, Iara Grom, Federico Fedele Medina, Patricio Distábile, Raúl Candal, Patricia Lorca, Valeria Grossi, Pedro Vega, Federico Coates, Cristian Centurión, Silvina Tomé, Marina Svartzman, Emanuel Degracia, entre otros.