Cada 26 de julio se realiza en conmemoración del paso a la inmortalidad de Eva Duarte de Perón. Fue incorporada a las celebraciones populares características de la Ciudad de Buenos Aires.

La Marcha de las Antorchas que se efectúa el día 26 de julio de cada año en conmemoración del paso a la inmortalidad de María Eva Duarte de Perón, por ley fue declarada integrante del Patrimonio Histórico Cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La decisión parlamentaria se tomó en los términos del artículo 4º, inciso j) “Expresiones y Manifestaciones Intangibles”, de la ley N° 1.227.

Convertida a los 26 años en Primera Dama trabajó incansablemente por los derechos humanos de los más pobres, los trabajadores, la mujer, los niños, adolescentes y jóvenes, de los ancianos, sea de Argentina y más allá de nuestras fronteras a través de la Fundación de ayuda social directa que dirigió incansablemente desde su sede provisoria en el Palacio Legislativo.

Eva Duarte de Perón murió el sábado 26 de julio de 1952 a las 20:25 horas y durante catorce días su cuerpo embalsamado fue velado en el Hall de Honor que se encuentra en la planta principal del edificio que desde el año 1998 ocupa la Legislatura. Luego, recibió un homenaje en el Congreso de la Nación y finalmente una multitud brindó un marco conmovedor acompañando sus restos hasta la sede de la Confederación General del Trabajo – CGT, en la calle Azopardo.

Al mes del fallecimiento, la CGT conducida entonces por José Espejo, organizó una gigantesca marcha de antorchas en la Capital Federal que fue replicada en todo el territorio nacional. Así el 26 de agosto de 1952, silenciosamente el pueblo se volcó a las calles céntricas y en la Ciudad de Buenos Aires se concentró frente a la sede cegetista transformada en tumba provisoria. Aquel homenaje se reiteró dos meses después, el 17 de octubre.

Desde la recuperación de la democracia en 1983, año tras año aquella manifestación popular se fue realizando cada día 26 de julio en recordación de quien ofrendó su vida en la tarea de concretar la justicia social.

“El recuerdo de esta fecha tan importante, nos hacer reflexionar sobre la importancia de la militancia social y política en un contexto de crisis de diversa índole, en especial, de crisis de valores. La solidaridad y el compromiso social por los más humildes, ejemplo más importante que nos ha dejado Evita, deben ser los pilares básicos que guíen nuestra labor pública” apuntan los impulsores, diputados Claudio Heredia, María Rosa Muiños y Santiago Roberto del Bloque Peronista.

Y añaden: “Así nos resulta imprescindible fijar la mirada en las distintas formas de expresión que alimentan la autoestima y el sentimiento de pertenecer a la ciudad, a la comunidad local, al barrio, o a un grupo social determinado. Las fiestas, celebraciones y rituales de la Ciudad de Buenos Aires se constituyen en uno de los principales referentes identitarios de la ciudadanía. Es por ello y en tanto son expresiones de fuerte interés cultural para la ciudad y sus habitantes, que proponemos la incorporación de esta celebración”.

Los registros actuales del art. 4 de la Ley Marco del Patrimonio Histórico-Cultural están referidos a una amplia variedad de expresiones como son el carnaval (el Corso de las ranas, el de Parque Patricios, el Danés en la Iglesia Dinamarquesa); el Año Nuevo Chino; rituales asociados al fútbol, como el “banderazo de Huracán”; rituales de la Iglesia Católica (procesiones, Vía Crucis, fiestas parroquiales); cultos como el de la Pachamama; fenómenos de religiosidad popular, como “El Gauchito Gil”; las fogatas de San Juan; el culto y ritual a Carlos Gardel; las celebraciones de colectividades; los “días” de los distintos barrios, etc.

Finalmente, los legisladores sostuvieron que “la emotividad y continuidad con la que se realiza esta Marcha de las Antorchas cada 26 de julio, la ha incorporado a las celebraciones populares características de la Ciudad de Buenos Aires, que también convoca a residentes de otras provincias argentinas e incluso a circunstanciales visitantes del extranjero. Cabe remarcar, que este año 2019 se conmemora el centenario del natalicio de Evita, y entre tantos homenajes que se rendirán en su honor, creemos que éste que proponemos donde se homenajea cada año su paso a la inmortalidad, es un agregado de valor”.

El proyecto fue aprobado sobre tablas con 45 votos positivos y tres abstenciones de Marta Martínez, Fernando Vilardo (Autodeterminación y Libertad) y Gabriel Solano (Frente de Izquierda y los Trabajadores).