Hubo detenidos. Se secuestró droga, y se controlaron locales comerciales, autos y motos.

La Policía de la Ciudad realizó en las últimas semanas una serie de operativos de saturación y control en puntos estratégicos como respuesta a los pedidos de los vecinos, y dentro de un plan de seguridad que abarca toda la Capital Federal.

Las tareas realizadas por Personal de la División Especial Antidisturbios de la Policía de la Ciudad y de la Comisarías de la zona, fueron acciones de seguridad perimetral y controles en pasillos, pasajes y accesos los barrios Fraga de Chacarita y La Carbonilla de La Paternal, además de controles en locales nocturnos de Constitución, efectuados conjuntamente con la Agencia Gubernamental de Control.

Como resultado de los de los mismos, se detuvo a cinco sujetos con pedido de captura, tres con solicitud de paradero, uno con orden de prohibición de reingreso al país, uno por venta de droga al menudeo y quince demorados por causas judiciales. Además se retuvo un vehículo que tenía pedido de secuestro por robo a mano armada desde el 2014, y se secuestraron varias dosis de cocaína.

En el barrio Fraga de Chacarita, además, la División Canes de la fuerza policial porteña realizó tareas de prevención, y se detuvieron a dos sujetos que tenían pedido de captura. Ambos fueron trasladadas a la Comisaría Vecinal 15 A.

Durante el mismo operativo, se pudo encontrar a dos personas que tenían solicitud de paradero por parte de los Juzgados Criminal y Correccional N° 35 y N° 26, y además se logró la detención de un individuo de nacionalidad peruana, que tenía prohibición de reingreso al país por infracción a la Ley 23.737 (Ley de Drogas) y Desobediencia a la autoridad, la cual no cumplió.

En tanto, en La Carbonilla, el resultado de las actuaciones policiales fue de tres delincuentes detenidos, la primera por estar comercializando droga, tenía en su poder 16 envoltorios de cocaína y dinero en efectivo, la segunda con pedido de captura con una imputación por delitos sexuales. Además seis sujetos fueron demorados por tener causas judiciales, una persona tenía pedido de paradero y a un individuo se le retuvo la cédula verde por irregularidades.