El Club Atlético San Lorenzo de Almagro solicitó en la Legislatura la rezonificación del predio de Avenida La Plata al 1700, en los terrenos donde supo erigirse el Viejo Gasómetro, para desarrollar un Polo Social, Cultural y Deportivo con el objetivo de revitalizar la zona y sus alrededores.

A fines del año pasado el Presidente de la entidad, Matías Lammens, presentó el proyecto de ley para modificar la zonificación del predio que hoy ocupa el hipermercado francés y que el próximo 1° de julio deberá dejar en manos de San Lorenzo, según un acuerdo económico celebrado entre las partes y que quedó establecido en el boleto de compra-venta de los históricos terrenos.

La iniciativa tomó estado parlamentario el primero de marzo último luego de haber sido levantada por el diputado Leandro Santoro (Unidad Ciudadana) el mismo día de apertura del período de Sesiones Ordinarias. Se trata de un proyecto que deberá tratarse en Comisión, requiere un proceso de sanción de doble lectura y una instancia de audiencia pública para convertirse en ley.

“Estamos convencidos que este proyecto le sirve a San Lorenzo, le sirve al barrio y le sirve a la Ciudad. Me parece que las críticas que puedan hacerse tienen que ver con no comprender que este proyecto no tiene una lógica económica. No importa si San Lorenzo ya tiene estadio, o si el esfuerzo en término de dinero es elevado, el pueblo azulgrana lo que quiere es poder ir a Avenida La Plata con sus hijos a la que iba con su abuelo. Esa es la mística y trascendencia de este proyecto, es una cuestión identitaria”, comentó Santoro.

El pasado miércoles 3 de abril, dirigentes de la tradicional institución social y deportiva representados por miembros de su Comisión por la Vuelta a Boedo y acompañados por simpatizantes del club, se presentaron en la Legislatura y entregaron el proyecto a cada uno de los diputados que integran la Comisión de Planeamiento Urbano, encargada de tratar el asunto. Solicitaron además que el tema sea abordado e incluido en el orden del día de la próxima reunión de la mencionada comisión de asesoramiento parlamentario.

El futuro estadio comenzó a gestarse en el año 2012 con la Ley de Restitución Histórica que aprobó la Legislatura por unanimidad, mediante la cual se declaró de utilidad pública y sujeto a expropiación el predio de Avenida La Plata Nº 1624, entre Las Casas e lnclán, en la Comuna 5.

Pero la intención de San Lorenzo no es avanzar solamente en la construcción de un nuevo estadio de fútbol, hecho que podrá realizarse una vez que se apruebe el proyecto, sino que el club propone potenciar el barrio y sus alrededores, con el desarrollo de un Polo Social, Cultural y Deportivo que abarcaría a la Comuna 7 (Flores y Parque Chacabuco).

Se contempla una nueva cancha, con capacidad para unas 42.000 personas y un concepto 365 para beneficio vecinal, albergando otros usos como comercios, Jardín de Infantes, Escuela Primaria y Secundaria, una delegación del Gobierno de la Ciudad, un Establecimiento Policial, una Biblioteca y un Museo.

Según establece el proyecto el club también agrandará el cupo de becas para chicos y adolescentes de bajos recursos y crecerán los talleres sociales, que actualmente desarrolla para la comunidad de las zonas aledañas al Estadio “Pedro Bidegain” abarcando primera infancia, alumnas madres y apoyo escolar.

La iniciativa fue encargada por la entidad a un estudio de urbanismo el cual se encargó de redactar el proyecto presentado ante el Cuerpo parlamentario, luego de haber realizado una Evaluación Ambiental y una Investigación de Opinión vecinal.

Un terreno con destino incierto

Dentro del mismo polígono hay un sector con una superficie de 8.000 metros cuadrados en los que la empresa francesa debe construir una tienda para que opere, en el futuro, el mismo supermercado. Pero al día de hoy, la obra todavía no comenzó. El club San Lorenzo tiene la prioridad para comprar ese espacio en el caso de que la empresa finalmente decida no realizar la obra, que debería estar terminada para el 1° de julio de 2019, día histórico en el que San Lorenzo tomará posesión definitiva de su “Tierra Santa”.