El presidente del Comité Capital de la UCR Guillermo de Maya criticó al PRO y a Daniel Angelici.

El presidente de la UCR porteña, Guillermo de Maya, cuestionó el pasado viernes al PRO y aseguró que las negociaciones para conformar el frente Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires “empezaron y terminaron el mismo día” en que se firmó el acto compromiso en agosto pasado.

En este sentido, explicó que una de las condiciones que figuraban en el texto firmado junto al PRO y la Coalición Cívica “era la de juntar una comisión para debatir el contenido del frente electoral”, pero precisó que ese organismo “nunca se reunió”.

En diálogo con una agencia de noticias, De Maya subrayó: “Lamentablemente, ese es el estilo del PRO, que demuestra que uno solo gobierna y el resto tiene que acompañar, pero para nosotros los debates son importantes”.

Para el líder radical porteño, la firma del acuerdo para formar Cambiemos a principios de agosto pasado fue solamente “una foto” que “necesitaba” el macrismo, espacio que “sabe medir muy bien los tiempos políticos”.

Para De Maya, una interna dentro del oficialismo “tendría sentido si toda esta maquinaria de debate se hubiera puesto en funcionamiento”, aunque aclaró que de todas maneras buscarán competir en las PASO contra el actual Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, que iría por su reelección.

Además, De Maya sostuvo que está “feliz” por las nuevas afiliaciones en el partido, pero dijo que le “duele” pensar que son parte de una maniobra del titular de Boca Juniors, Daniel Angelici, para sumar apoyos y quedarse con el liderazgo del espacio.

En los últimos meses, cerca de 10 mil personas se inscribieron en el radicalismo de la Capital Federal, en lo que sería una campaña impulsada por Angelici, quien ya anticipó su intención de pelear por la presidencia del espacio.

“Me duele leerlo de esa manera, con esas palabras”, explicó al respecto el actual líder del partido en la Ciudad de Buenos Aires.

“Se supone que cuando uno adhiere a un espacio, lo hace por convicción, por un ideario político y no por conveniencia de alguien”, advirtió De Maya. En una entrevista del año pasado, Angelici expresó su intención de presentarse a competir para presidir la UCR porteña una vez que termine su gestión en el club de la ribera, y dijo que le gustaría hacer “un partido moderno” para “entusiasmar a los jóvenes”. “Si en realidad esto se usa para hacer maniobras, como se está diciendo, y entregar el radicalismo a otro partido, me dolería mucho”, finalizó De Maya.