Aportamos a nuestros Lectores la presente estadística confeccionada por el Ministerio de Economía y Finanzas, al efecto de que puedan acceder a los datos que conformaron la elevada inflación del año anterior. A pesar de su conformación técnica, lo adaptamos para que resulte accesible lo conceptual del informe.

Durante el mes de diciembre el Índice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires (IPCBA) registró un incremento de 2,4%. La trayectoria interanual –i.a.– de este indicador se ubicó en 45,5% (-1,3 puntos porcentuales -p.p.- por debajo del mes previo).

Durante diciembre la variación del IPCBA respondió fundamentalmente a las subas en las divisiones: salud, vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, restaurantes y hoteles, alimentos y bebidas no alcohólicas y transporte, que en conjunto explicaron el 73,5% del alza del Nivel General.

Salud subió 5,7% e incidió 0,48 p.p., reflejando principalmente ajustes en las cuotas de medicina prepaga y en menor medida, aumentos en los precios de los medicamentos.

Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles promedió un incremento de 2,0% y contribuyó con 0,37 p.p. a la variación mensual del IPCBA, al impactar fundamentalmente la suba en los gastos comunes de la vivienda (por el ajuste salarial de los encargados de edificio).

Restaurantes y hoteles se elevó 4,1% y tuvo una incidencia de 0,35 p.p., como resultado de las alzas en los precios de la comida consumida fuera del hogar junto con los incrementos en los valores de los alojamientos por motivos turísticos.

Alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó 1,9%, aportando 0,32 p.p. a la evolución mensual de los precios al consumidor. Al interior de la división, los principales impulsos provinieron de las subas en los siguientes grupos: Leche, productos lácteos y huevos (4,1%), Pan y cereales (2,8%), Aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos (3,3%) y Carnes y derivados (1,4%). El único grupo que registró una caída con respecto al mes anterior fue Verduras, tubérculos y legumbres (-5,8%), contribuyendo a quitar presión sobre esta división.

Transporte promedió un alza de 1,8%, con una incidencia de 0,23 p.p., debido al aumento en los valores de los automóviles, al ajuste en la tarifa de taxi y en menor medida, a los incrementos en el precio del gas natural comprimido y de los pasajes de ómnibus de larga distancia. Le siguió en importancia la nueva actualización del valor del viaje en subte que entró en vigencia a partir del 15 de diciembre, junto con el arrastre que dejó el aumento del mismo el mes previo. En sentido contrario, la caída en los precios de las naftas contribuyó a aminorar la suba de esta división.

El resto de las divisiones tuvo una incidencia positiva, aunque menor, en el Nivel General.

Variación interanual

La trayectoria interanual del IPCBA durante el año 2018 estuvo impulsada principalmente por la depreciación de la moneda doméstica, que impactó en mayor medida en los bienes dada su condición de transables, junto con correcciones en las tarifas residenciales de los servicios públicos. Así, en el mes de diciembre, las divisiones Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, Alimentos y bebidas no alcohólicas y Transporte continuaron siendo las principales responsables del incremento interanual de los precios minoristas, explicando el 51,1% de la variación interanual del Nivel General. La desaceleración de la trayectoria interanual del IPCBA respondió principalmente al comportamiento de la división Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, que redujo su ritmo de suba hasta 45,1% i.a. (-13,8 p.p. respecto del mes previo). Esta dinámica se explicó en parte por un efecto de base de comparación, al haber impactado en diciembre del 2017 los ajustes en las tarifas residenciales de gas por red y de electricidad.