El Gobierno porteño intento sin éxito adjudicar los últimos terrenos del playón de Colegiales, se trata de los lotes 8 y 9 que se encuentran sobre la calle Moldes y la continuación de Céspedes.

No pudo ser. El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta iba a rematar las tierras del playón del Barrio de Colegiales, pero el remate por cada una de las parcelas quedó sin ofertas. Las subastas habían sido programadas con fecha 25 de febrero y el remate por cada una de las parcelas tenía participantes inscriptos.

Desde la Agencia de Administración de Bienes del Estado informaron que para el lote 8 había dos empresas participantes, el fideicomiso Emfisa y Sancor Seguros, que anteriormente adquirió 3 lotes por más de U$S 19 millones y mostró cierto interés por la parcela 9 también.

Los lotes ofrecidos tiene como base un valor de U$S 5,5 millones el 8 y U$S 8,1 millones el 9, donde se pueden construir edificios de 6958 y 7648 metros cuadrados respectivamente, lo que significa un valor de 709 dólares el metro cuadrado por el lote 8 y U$S 1059 el 9.

El predio completo ocupa una superficie total de 87.582 metros cuadrados, entre las vías del ferrocarril Mitre desde Juramento hasta Santos Dumont, y los frentes de Benjamín Matienzo, Concepción Arenal y Dorrego, desde Crámer hasta la avenida Álvarez Thomas.

Según la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) se permitirá la urbanización en 42.241 metros cuadrados. De ellos, 29.598 metros cuadrados será la superficie destinada a nuevo espacio público, entre calles y plazas. En el resto se podrá edificar, hasta 78.000 metros cuadrados.

En la AABE aseguraron a medios de prensa que “la propuesta urbana fue realizada por medio de un concurso nacional de ideas organizado por la Sociedad Central de Arquitectos, sobre la base de una normativa urbana que fue consensuada con los vecinos, donde prevaleció la identidad barrial de Colegiales”.

Cuando el proyecto se trató en la Legislatura porteña hubo muchos vecinos que manifestaron su rechazo a la urbanización, ya que reclamaban que hubiera más espacios públicos. Es que Colegiales es uno de los barrios con menos superficie verde disponible.