Se colgaron cinco fotos emblemáticas del ex presidente en el salón de la Legislatura que lleva su nombre, con la presencia del jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta.

El Salón Raúl Alfonsín de la Legislatura porteña fue reinaugurado con cinco gigantografías que retratan al ex presidente de la Nación (1983-1989) durante distintos momentos de su gestión: recibiendo a una Madre de Plaza de Mayo, caminado con militares, delante del Congreso de la Nación, dando un discurso en la Casa Rosada junto al peronista Antonio Cafiero y cuando el escritor Ernesto Sábato le entregó el informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de las Personas. En el acto descubrieron las fotografías el Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta; el Diputado de la Nación Martín Losteau; el Vicepresidente Primero de la Legislatura, Francisco Quintana y otros diputados presentes.

Quintana (Vamos Juntos) expresó que la puesta en valor del Salón Alfonsín es un “reconocimiento al legado y las convicciones” del ex presidente ya que “las fotos nos van a acompañar” diariamente, para “recordar su aporte, su trayectoria”, de quién consideró “el presidente más parlamentario”, debido a que antes de ocupar la primera magistratura fue concejal, diputado provincial, diputado nacional y senador nacional.

El diputado Claudio Heredia (Bloque Peronista) afirmó que “Alfonsín nos atraviesa a todos independientemente de la filiación política, ya que luego de una noche triste y sangrienta logró restablecer la democracia y unir a los argentinos”. Resaltó el valor del ex mandatario al hacer el “juicio a las juntas” (el poder ejecutivo de facto ejercido por los comandantes de las tres Fuerzas Armadas) y la consolidación de la democracia.

El legislador Sergio Abrevaya (GEN) enfatizó que “se ganó el mote de padre de la democracia por que hizo todo por convicción”, coherencia que tuvo “en cada uno de los actos que había hecho” antes de ocupar la presidencia, como su oposición a la violencia armada, las violaciones a los derechos humanos y la guerra por Malvinas. También destacó que Alfonsín al asumir derogó el decreto de autoamnistía dictado por la dictadura militar (1976-1983).

El diputado Juan Nosiglia (EVOLUCIÓN), autor de la iniciativa afirmó que el de hoy “es un homenaje no solo a Alfonsín, sino a 35 años de democracia, con todos los logros y deudas que tenemos”. Recordó que en 1983 desde su gobierno convocó “a la unidad nacional”. Y recalcó que “a pesar de los problemas económicos” durante su gobierno “logró muchas cosas” como la política de derechos humanos, la adhesión al Pacto de San José de Costa Rica, la creación del Mercosur junto a Brasil y Uruguay, la paz con Chile, el crecimiento de la educación pública, el autoabastecimiento energético y políticas federales.

Losteau realzó la figura del ex presidente y recomendó a los legisladores “venir a caminar por acá e inspirarse en estas fotos” ya que “cualquier cosa que nosotros pensemos que es difícil, era mucho más difícil para él”. Recordó que pudo consolidar la democracia y lograr el juicio a los jerarcas de la última dictadura, como nunca antes se podía haber hecho. Alfonsín fue el presidente más respetado internacionalmente, desde que volvimos a la democracia”.

Cerró el acto Rodríguez Larreta, quién evaluó que “estas fotos representan los momentos más recordados” y fueron tomadas por Víctor Hugo Bugge, quién continúa desempeñándose como jefe de fotografía de la Casa Rosada. El Jefe de Gobierno consideró la gestión de Alfonsín al lograr que “la democracia no se discute más en la Argentina”, ya que “es un valor que hoy damos por sobreentendido, pero antes no era así”. El ex presidente asumió el 10 de diciembre de 1983 y éste fue uno de los homenajes por los 35 años de democracia. Durante el acto en la Legislatura estuvieron presentes autoridades legislativas, de la Ciudad de Buenos Aires, de la Nación y del Parlamento Nacional, entre otras.