Es la cuarta medida que lanza la Ciudad en lo que va del año de un plan de 14 accionespara bajar los costos de las expensas, los consorcios ya ahorran 40.200 pesos por año.Los vecinos tendrán además, una caja de ahorro y una tarjeta de débito gratuita paraacceder a los beneficios que brinda el banco.

El gobierno porteño y el Banco Ciudad presentaron Cuenta Consorcio, la primera cuenta corriente totalmente gratuita del sistema financiero argentino diseñada para la administración de los edificios de la Ciudad. Así,los vecinos podrán tener mayor control de sus fondos y ahorrar los costos del mantenimiento, unos 7200 pesos al año. Además, los consorcios podrán gestionar créditos para realizar mejoras de infraestructura y mantenimiento de edificios y a su vez, los vecinos podrán obtener una cuenta individual gratuita y acceder mediante la tarjeta de débito a todos los beneficios que brinda el banco.

“Seguimos adelante con el plan de medidas para reducir los costos que engrosan nuestras expensas. Hemos realizado un trabajo en conjunto con el Banco Ciudad para que ofrezca una cuenta gratuita que cubra todas las necesidades de los consorcios como el pago a proveedores, la inclusión de las cuentas sueldo para el personal y distintas líneas de créditos que permitirán mejorar la situación de los edificios”, afirmó Facundo Carrillo, Secretario de Atención Ciudadana.

Este anuncio significa la aplicación de la cuarta medida de un total de 14 que componen el plan para hacer bajar los costos operativos que conforman las expensas. Ya hay cuatro medidas implementadas y los consorcios pueden ahorrar hasta 40.200 pesos en el año.

Una vez que se apliquen las 14 medidas, cada vecino que viva en un edificio tipo de 10 pisos con 20 unidades funcionales, por ejemplo, podrá ahorrar 4.900 pesos por año de expensas, lo que equivale a una expensa menos al año. El ahorro global anual para el consorcio se calcula en 98.000 pesos.

La semana pasada se avanzó en la Legislatura con la aprobación en primera lectura de otras dos medidas importantes: ya no será obligatorio construir edificios con vivienda para encargados, lo que permitirá que todas las unidades aporten al pago de las expensas. Este cambio representa un incremento en la recaudación para los nuevos edificios de 57.800 pesos al año. Asimismo, ya no será necesario construir ni mantener las instalaciones fijas secas contra incendio. Esas mangueras que se encuentran enrolladas en los descansos de las escaleras en la actualidad no son utilizadas por los bomberos, sin embargo, su mantenimiento es obligatorio y cuesta unos 21 mil pesos por año en promedio.