En este mismo contexto, debió ampliar el Presupuesto 2018 casi en $5.000.000.000 por la suba de la divisa estadounidense.

En plena crisis financiera que acumula una depreciación del peso superior al 60% en lo que va del año, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se endeuda en divisa estadounidense por U$S 305.000.000, casi el 10% de su stock de deuda, para hacer reformas en la Línea D de subterráneos, para urbanizar villas y para terminar los viaductos de los trenes Mitre y San Martín, ya que Nación no envía “plenamente” los fondos necesarios.

El Poder Ejecutivo local obtuvo el permiso de la Legislatura porteña para endeudarse en tiempo récord, pese a lo delicado de la medida económica. A fines de julio desde Uspallata 3100 enviaron el proyecto de ley para solicitar empréstitos ante organismos internacionales. El oficialismo Vamos Juntos cuenta con 34 de las 60 bancas, por lo cual la aprobación fue inmediata en la sesión del 16 de agosto, luego de un debate en las comisiones parlamentarias correspondientes.

La construcción de los dos viaductos es uno de los grandes anuncios de Ciudad y de Nación. Su objetivo es inaugurarlos en 2019 para eliminar barreras a nivel, abrir accesos, mejorar tiempos de viaje y beneficiar a cientos de miles de pasajeros. Sin embargo, la administración de la Ciudad reconoce que “la asistencia proviene del Estado Nacional no está desarrollándose plenamente” por eso busca endeudarse en U$S 100.000.000 para cumplir con los plazos previstos de obra.

Otros U$S 100.000.000 son para mejorar la infraestructura de la Línea D (Catedral – Congreso de Tucumán) en un momento donde se desarrolla la licitación pública internacional para que haya un nuevo concesionario por al menos 12 años. El último tercio se usará para urbanizar las villas Rodrigo Bueno de Costanera Sur (Ley 5.798), el Playón de Chacarita (Ley 5.799) y la Villa 20 (Leyes 1.770 y 5.705).

Al cierre de esta edición, la Mesa por la Urbanización de este último asentamiento emitió un duro comunicado al respecto: “No hay un ladrillo o un caño puesto dentro nuestro barrio. Consideramos que la decisión política del avance de obras de la Villa Olímpica (Juegos Olímpicos de la Juventud que inician el 6 de octubre) a tiempos increíblemente rápidos y la concreción de los negocios inmobiliarios son el único interés real de la gestión”, sumaron.

En la misma sesión del día 16, el Poder Ejecutivo amplió el Presupuesto 2018 en $23.500.252.050. En diciembre de 2017 se votó un presupuesto de $ 222.383.000.000. Una parte de la nueva partida se usará para pagar paritarias, para costear subsidios a educación privada, alquileres de oficinas, entre otros.

El Poder Ejecutivo además solicita $ 4.777.200.000 “para la atención de los servicios de la deuda pública” por la “fluctuación entre el valor previsto en la estimación y el valor real”. En otras palabras, la devaluación impulsó a modificar las estimaciones del Presupuesto 2018. Esta acción se aprobó el 16 de agosto, cuando la divisa estadounidense superaba los $30. Al cierre de esta edición, a fines del mismo mes, superó los $34.

Ciudad y Nación también llegaron a un acuerdo para subastar terrenos públicos ubicados en la Capital Federal y obtener financiamiento. Durante la gestión del Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta la Legislatura porteña aprobó varios convenios entre la administración capitalina y la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AAEB) para que este último remate las tierras a fin de obtener fondos para el Tesoro Nacional y para costear obras como el Paseo del Bajo, los viaductos antes mencionados e incluso la malograda Red de Expresos Regionales (RER), que por su enorme costo quedó suspendido. Se estima que hasta el momento se obtuvieron fondos por más de U$S 300.000.000.

Con estos acuerdos se remataron terrenos en Catalinas Norte II en Retiro, en Puerto Madero, también se hará en Catalinas Sur II de La Boca.

De hecho la devaluación también impacto en este sistema que aceitaron Ciudad y Nación. Por caso, el remate de tres parcelas en Puerto Madero por U$S 154.632.000 pasó a cuarto intermedio luego de haber quedado desierta. Los desarrolladores inmobiliarios están a la expectativa ante la fluctuación de la divisa estadounidense.

Se trata de la Subasta Pública 02/2018 se hizo el 25 de junio de este año y comprendía las parcelas 1C, 1D y 2, delimitadas por las calles Av. de los Italianos, Emma de la Barra, Juana Manso. Suman 17.000 metros cuadrados.

Sí avanza la subasta de un terreno en Saavedra por U$S 16.250.000, en Pico y Holmberg, a metros de la avenida General Paz. Se rematará el 4 de octubre. Se suma al terreno de Palermo en Ortiz de Ocampo y las vías del ferrocarril Mitre que se remató por U$S 40.400.000.

Son dos de los cuatro terrenos contemplados en una polémica ley para conseguir fondos para la RER. El otro está en Triunvirato y Roosevelt donde hay negocios, instituciones culturales e incluso viviendas. El último está en Avenida Del Libertador y Ramos Mejía, en Retiro. Había un quinto lote donde está Vialidad Nacional de Mataderos, en el Barrio Naón. Por presión barrial se retiró.

Al cierre de esta edición también se iban a subastar terrenos en Soldado de la Independencia 615 por U$S 17.300.000 y en la avenida Santa Fe 4645 por U$S 14.500.000.

Juan Manuel Castro
De Cooperativa EBC
Para www.periodicodelagente.com.ar