Estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, que ganaron los Concursos de Arbitraje Internacional de Paris y de Simulación Judicial de la Corte Penal Internacional en la Haya, fueron reconocidos con sus equipos por el primer premio, superando a otras prestigiosas Casas de Estudio del mundo.

Los  diputados Leandro Halperin (Evolución) y María Cecilia Ferrero (Vamos Juntos), fueron los autores de las resoluciones por la cuales se reconoció a los estudiantes de la Universidad de Buenos Aires (UBA) ganadores este 6 de junio del VI Concurso de Arbitraje Internacional de París (CAIP), en el que participaron 32 universidades y el 1º de junio del VI Concurso de Simulación Judicial de la Corte Penal Internacional en la Haya con la presencia de 18 Casas de Estudio del mundo.

Halperin mostró su satisfacción por “reconocer el esfuerzo, la constancia, el compromiso con los asuntos de interés público” que se complementa con el esfuerzo y estudio para encarar la competencia por parte de los estudiantes. “Se forman en el mejor lugar que yo conozco, la Universidad de Buenos Aires”, ya que “es un símbolo de cómo se distribuye de manera libre el conocimiento”, y consideró a la Facultad de Derecho como un espacio genuinamente democrático, público y de excelencia.

El decano Alberto Bueres agradeció “a la Legislatura por esta distinción que le dan a los participantes y ganadores de los concursos internacionales en derecho penal y arbitraje internacional”, por lo cual valoró a los estudiantes participantes y los docentes que los prepararon para cada competencia específica por casi un año. Los premios “nos llenan de prestigio y orgullo a nuestra casa de estudios”.

Ferrero precisó que “como egresada, reconozco la tarea de los docentes” que la marcaron “no sólo como formadores, sino como inspiradores” de los desafíos a encarar en la vida, para cumplir metas y objetivos. Recordó que “la carrera abrió puertas, inimaginables” y estimó que la función pública la ejerce gracias a su formación. Expresó a los estudiantes que “el mérito principal se lo llevan ustedes” y los ejemplificó “por el esfuerzo”, que han puesto para ganar estos Concursos Internacionales.

Luego llegó el momento de la entrega de los diplomas en reconocimiento a los alumnos de la UBA Mariana Cordero, Katya Hartl, Katya Sabatini, Laura Rossello y Florencia Wajnman, por la obtención del primer puesto en el Concurso de Arbitraje Internacional de París (CAIP). Marianela Lotito, Desiré Salomón, Florencia Natalia Leguiza y Gonzalo Guerrero también recibieron un nuevo diploma, por haber ganado el certamen del “VI Concurso de Simulación Judicial 2018 de la Corte Penal Internacional (CPI)”, organizado por el Instituto Iberoamericano para la Paz, los Derechos Humanos y la Justicia Internacional (IIH), con el apoyo de la CPI en La Haya, Holanda.

Hartl explicó que la competencia “se desarrolló enteramente en francés”, por lo cual también valoró a los docentes del idioma extranjero y de oratoria que los prepararon para la competición durante más de nueve meses, además de estudiar el campo penal en profundidad.El Concurso de Arbitraje Internacional consistió en una simulación de un caso de arbitraje entre particulares o empresas privadas y un Estado o una entidad estatal ante un tribunal arbitral. La primera fase fue escrita y con sucesivas eliminatorias, en las cuales los equipos asumieron la posición de demandante y demandado, sucesivamente. La segunda fase fue una exposición oral en francés en París. Allí el equipo de la UBA se impuso a los de las universidades de Estrasburgo, Sorbonne y Versalles, las más prestigiosas en Derecho Internacional en el mundo francófono.

Salomón expresó que “el trabajo en equipo fue lo más gratificante”, ya que no sólo fueron los 6 alumnos, sino que también estuvo presente el equipo de profesores y la Facultad de Derecho. El Concurso de Simulación Judicial de la Corte Penal Internacional en la Haya consistió en un caso ficticio, representando oralmente los papeles como Fiscal, Defensa y Representantes Legales de Víctimas.