La periodista comprometida con la democracia y los derechos humanos fue distinguida por su trayectoria.

La periodista Magdalena Ruiz Guiñazú fue declarada “Ciudadana Ilustre de la Ciudad” durante un acto en el Salón Dorado de la Legislatura porteña. El diputadoMarcelo Gouman(SUMA +) fue el autor de la iniciativa y declaró que ella es un ejemplo de “coherencia, honestidad y compromiso” ya que es “testigo activa de los principales sucesos de la historia argentina”.

Gouman recordó que Ruiz Giñazú fue “una de las primeras que mencionó a las Madres de Plaza de Mayo y que leía el diario Buenos Aires Herald al aire”, dando voz a aquellos que buscaban el paradero de sus hijos, que estaban desaparecidos por el accionar del terrorismo de Estado. También aclaróque tiene “una enorme cercanía” ya que Magdalena“nos acompañó en las mañanas”, con sus programas que tuvo en las radios Belgrano, Continental y Mitre.

En 1984, con la vuelta de la democracia, integró la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), encargada de recibir y recopilar las denuncias de desaparición de personas durante la última dictadura militar (1976-1983): “Ella es una de las mujeres y hombres que construyeron la democracia, imperfecta, pero por la cual tenemos que seguir trabajando”, finalizó el diputado.

El vicepresidente Primero de la Legislatura, Francisco Quintana (Vamos Juntos) reconoció “el incansable aporte en el periodismo en particular, sino también al fortalecimiento de las instituciones” que hizo Magdalena; que “excede el ámbito de la comunicación social, ya que tiene un marcado compromiso con la democracia”.

Graciela Fernández Meijide, también “Ciudadana Ilustre”, rememoró que tenía “muchos años de escucharla antes de conocerla” a Magdalena y se distinguía por ser “una periodista que siempre preguntaba por qué”.La describió como “una periodista liberal, que se encontró con una dictadura como no se había vivido antes en el país” aunque “no dejó de preguntar”, pero que “se fue horrorizando cuando se fue dando cuenta del nivel de represión que tenía la Argentina”

Fernández Meijide enalteció a Ruiz Guiñazú por dar de sí mucho“por la ética, por sus convicciones, por los derechos humanos, mucho más que cualquier ciudadano y por eso debe ser ilustre”.

El politólogo Natalio Botana reconoció en su alocución que “tengo que agasajar a una entrañable amiga”, la que se ha constituido como “una voz en Argentina”.Recordó los inicios de Magdalena como movilera, hasta llegar a ser conductora y editora de su propio programa de radio, donde se caracterizó por tener “una maestría para detectar lo oculto y para develar secretos”.

Botana explicó que “el coraje, la temeridad y el miedo son atributos de la condición humana”, donde “el coraje es una virtud, el esfuerzo de hacer vencer el miedo” y Magdalena ha tenido “el coraje para defender sus valores”, donde ha demostrado su “pasión contenida por la razón pública”.Botana valoró la prioridad de la periodista en la búsqueda de la verdad, brindado a su audiencia la descripción del crimen, el robo y la corrupción de muchos de los que han ocupado el poder.

Luego de la entrega del diploma que la consagró como “Ciudadana Ilustre”, Magdalena Ruiz Guiñazú dijo que “es muy emocionante ver la vida de uno”, ya que al principio del acto se proyectó un video donde se repasaron sus logros en el periodismo, ya que obtuvo los premios a la Trayectoria de Vida de la International Women Media Foundation; Alicia Moreau de Justo (1995); Broadcasting de Platino (1996); Julio Cortázar de la Cámara del Libro (1997); Broadcasting por el mejor documental TV (ESMA, el Día del Juicio, 1999) ; Coraje periodístico (International Women Media Foundation, 2003). Además ganó: 2 Prensario; 1 ETER; 3 Konexy uno de Brillante por la década 1997-2006; 13 Martín Fierro y el de Oro. También le concedieron la Orden del Mérito de Polonia en 1980 (cobertura de visita del papa Juan Pablo II); Caballero de la orden del Mérito de Francia en 1984 por su defensa de los derechos humanos y libertad de prensa; Legión de Honor de 1994 de Francia y la Orden del Mérito de Italia.

Magdalena recordó que “nuestro país pasó por momentos terribles y tiene una realidad difícil”,aunque evaluó que “solamente cumplí con el deber y las circunstancias”. Recordó que al integrar la CONADEP “me amplió la visión de lo que había ocurrido” pero subrayó que “hay cosas que no deben suceder nunca más”. Con convicción afirmó que “vivir en democracia es uno de los puntos fundamentales de los individuos que quieren respirar en libertad” y su actitud como periodista “no es un mérito, es una obligación”.

Del acto participaron figuras como Ricardo Gil Lavedra (ex juez), José Ignacio López (ex vocero presidencial), Hipólito Solari Yrigoyen (ex senador), Pablo Sirven (periodista) y los diputados María Inés Gorbea, Juan Nosiglia, Patricia Vichci(todos de SUMA +), junto a Omar Abboud y Lía Rueda(ambos del bloque VJ).