El C40 posicionó a la Ciudad de Buenos Aires en el segundo lugar de Latinoamérica “por su actuación y compromiso a nivel internacional”.

Las acciones realizadas por la Ciudad de Buenos Aires han permitido alcanzar, según el gobierno de Rodríguez Larreta, un 30% de las metas establecidas en el Plan de Acción contra el Cambio Climático 2016-2020: documento por el cual Buenos Aires recibió el sello Compact Compliant de C40, donde se comprometió a reducir un 10% su proyección de emisiones para 2020.

Al mismo tiempo,la Ciudad de Buenos Aires, junto a otras 24 metrópolis, se comprometió a alcanzar la meta de la neutralidad de carbono para el 2050. Una meta impulsada por la organización internacional C40 y enmarcada en la COP23, que busca afianzar los objetivos del Acuerdo de Paris de no superar un aumento de la temperatura global más allá de los 1.5 grados centígrados.

El C40 fue fundado en octubre de 2005 por 18 ciudades reunidas en Londrescon el propósito de aunar esfuerzos que ayuden a favorecer el cambio climático a nivel mundial y luchar contra el calentamiento global y el cambio climático.

La estrategia climática de la Ciudad comenzó a desarrollarse, según el Ejecutivo porteño, en 2010. Desde entonces, la reducción total de gases de efecto invernadero ha sido de 2.293.729 TnCO2eq.

El sector con mayor preponderancia en el inventario de gases de la Ciudad corresponde a la energía que consumen los hogares (electricidad y gas), que representan el 30% de las emisiones totales de la Ciudad.

Ante esto, el Gobierno resalta que“la implementación de acciones de ahorro y eficiencia energética por parte de los vecinos (utilizar el aire acondicionado en 24 grados, utilizar luminaria LED, utilizar electrodomésticos con eficiencia energética, apagar los aparatos eléctricos que no se usan) inciden directamente en la reducción de emisiones y la mejora de la calidad de vida”.