El Jefe de Gobierno porteño indicó que “es un pabellón histórico del Rivadavia, que llevaba muchos años cerrado”. Agregó que las obras están “en el marco de la mejora de todos los hospitales de la Ciudad”.

El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, recorrió las obras del Pabellón Cobo del Hospital Rivadavia, que forma parte del plan de modernización de los centros de atención de la Ciudad de Buenos Aires, y resaltó que las reformas emprendidas son “una vieja deuda del sistema de salud”.

“Es un pabellón histórico del Rivadavia, que llevaba muchos años cerrado. Era una vieja deuda del sistema de salud”, dijo Rodríguez Larreta, acompañado por el Vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y la Ministra de Salud, Ana María Bou Pérez.

Las obras están “en el marco de la mejora de todos los hospitales de la Ciudad”, afirmó Rodríguez Larreta.

Por su parte, Santilli recordó que se trata de un “hospital emblemático” y explicó que el objetivo “es centralizar todos los quirófanos de última tecnología” y que “la apertura de la guardia les va a dar mucho mejor servicio a todos los vecinos”.

Una vez terminado el trabajo, el renovado Centro Quirúrgico del Pabellón Cobo va a contar con nuevos quirófanos, salas de recuperación y monitoreo, boxes de extracción, oficinas, dormitorios, salas de personal, baños, recepción y vestuarios.

El Jefe de Gobierno detalló además que la obra “va de la mano con la que está sobre el frente de Agüero, que es la guardia”, en referencia al nuevo edificio que se va a construir y que tendrá en la planta baja el Pabellón Cobo, el Pabellón Peralta Ramos, el sector de Atención Ambulatoria, el sector de Atención de Urgencias y conexiones entre los pabellones.

En la planta habrá ocho dormitorios de cuatro camas cada uno, un dormitorio individual, un comedor para 26 personas, cocina, sala de estar y expansión sobre la terraza. También un subsuelo como sala de máquinas.

Para construir la guardia previamente hay que demoler y relocalizar los talleres de mantenimiento, concentrando los servicios generales y de mantenimiento sobre el sector posterior al Pabellón de Ginecología, con un acceso vehicular independiente desde la calle Pacheco de Melo.

Recordemos que el Hospital Rivadavia fue transferido de la administración nacional a la por aquel entonces Municipalidad de Buenos Aires en 1992, durante las gestiones de Carlos Saúl Menem y Carlos Alfredo Grosso.