Se trata de dos mujeres y un hombre que realizaron un raid delictivo por locales outlet de la zona. Fueron capturados tras ser descubiertas junto a un cómplice que circulaba en un auto donde depositaban las prendas. Utilizaban además, un búnker en Fuerte Apache donde acopiaban la mercadería robada.

La Policía de la Ciudad desbarato una banda de mecheras que se dedicaban a robar prendas en la zona de outlets de Villa Crespo y que luego revendían en el mercado negro ya que poseían las herramientas para quitarles las alarmas. La detención se llevó a cabo en la calle Aguirre al 1000 cuando el hombre que hacía de “apoyo” guardaba dentro de un vehículo las bolsas que los delincuentes le entregaban.

Oficiales de la Comisaría Vecinal 15 B –sita en Camargo 645 del Barrio de Villa Crespo– de la Policía de la Ciudad que se encontraban realizando tareas de despliegue territorial en la zona, observaron a los sospechosos ingresando a los comercios con bolsas y saliendo de los mismos donde se encontraban con el sujeto que los aguardaba a bordo de un Volkswagen Surán y recibía la mercadería.

Los agentes, junto a personal ciclista de la fuerza porteña, procedieron a la detención del rodado cuyo conductor manifestó ser chofer de Uber.

El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°6, a cargo de la Dra. Provítola, dispuso la detención de los tres imputados, la declaración testimonial del chofer del auto, el secuestro de las prendas de vestir y la declaración de los encargados de los locales robados quienes las reconocieron.

A su vez se solicitaron vistas fotográficas de los elementos incautados y la intervención de la División Cibercrimen de la Policía de la Ciudad para revisar los teléfonos celulares de los implicados quienes fueron trasladados a la comisaría correspondiente.

A raíz de las detenciones anteriormente mencionadas, el juzgado interventor ordenó una serie de allanamientos en los domicilios de los imputados, los cuales están ubicados en el barrio comúnmente conocido como “Fuerte Apache”.

Los mismos fueron llevados a cabo por personal de la División Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comisaría Comunal 15 de la Policía de la Ciudad, con la colaboración de oficiales de la DDI de San Martín de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, y permitieron confirmar que en los inmuebles requisados se acopiaba una importante cantidad de prendas de vestir distribuidas en remeras, shorts, buzos, pantalones de jean, entre otras, teniendo colocados varias de las mismas los dispositivos de alarma de los locales robados. Además, se secuestraron teléfonos celulares, una importante suma de dinero en efectivo y documentos con anotaciones sobre las distintas ventas.