La Jueza Paola Cabezas Cescato no hizo lugar al amparo presentado por los medios barriales que buscan frenar un recorte ilegal en la pauta publicitaria percibida estipulada por la Ley.

El Gobierno de la Ciudad intenta silenciar a la única prensa cuya esencia es comprometerse con la verdad y compartir y difundir la cotidianidad de los vecinos. Mientras el Subsecretario de Comunicación Social, Máximo Merchensky, estaría violando la Ley de Medios Vecinales mediante una resolución, la Jueza porteña Ana Paola Cabezas Cescato rechaza el amparo colectivo solicitado por los medios vecinales, derecho que la Constitución les otorga.

El Registro de Medios Vecinales de la Ciudad está integrado actualmente por 269 medios distribuidos entre gráficos, webs, programas radiales, emisoras radiales de baja potencia y de tv por internet.

Estos medios reciben por ley N| 2587 sancionada en 2007, una pauta publicitaria – imprescindible para su sostenimiento – que tiene severas exigencias a cumplir y que, dadas las nuevas condiciones planteadas inconstitucionalmente, según entienden los medios amparistas, los coloca en vías de extinción ante la decisión del Subsecretario de Comunicación Social del Gobierno porteño, Máximo Merchensky, de rebajar un 17% la pauta otorgada como contraprestación publicitaria, derivada del Artículo 1° de la citada Ley N° 2587.

La medida fue adoptada mediante la resolución N° 813/2018, que modifica La ley de Medios Vecinales -acción que los amparistas entienden claramente opuesta a derecho- produciendo, inclusive, un conflicto de poderes al pretender legislar desde el Ejecutivo.

Esta arbitrariedad está consentida por la Procuración General porteña y, más recientemente, por la jueza Ana Paola Cabezas Cescatodel Juzgado Nº 11 en lo Contencioso, Administrativo y Tributario, quien acaba de denegar el amparo solicitado por 58 medios Vecinales, con el patrocinio del Dr. JonatanBaldiviezo.

Este fallo, que los amparistas consideran arbitrario, se funda en el desconocimiento por parte de la magistrada de las leyes que amparan a los medios vecinales y estaría según el criterio de estos medios, plagado de contradicciones.

Paradójicamente esta medida se dicta a días de que la Legislatura porteña sancionara la ley N° 5.919 que establece el 6 de diciembre como el “Día de los Medios Vecinales de Comunicación Social”, con el objetivo de “fomentar y promover sus actividades de comunicación y divulgación de información, así como su rol social, cultural y político”, reconociendo la importancia dentro del mapa comunicacional porteño que tienen los medios vecinales que se consideran perjudicados.

El fallo de la jueza Cabezas Cescato será apelado y quedará en manos de los jueces de la Cámara proteger los derechos de los medios vecinales.