Estuvo presente el jefe de Gobierno porteño. Desde varios sectores rechazaron la iniciativa porque se inmiscuye “en las competencias exclusivas y concurrentes de las Comunas”.

El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, participó del cierre de la primera edición de BA Elige. “Podemos decir con orgullo que somos la Ciudad más participativa de Latinoamérica, y ojalá este año haya más vecinos que participen, que propongan proyectos y que después voten”, aseguró durante el acto en Parque Avellaneda.

Tras destacar la cantidad de ideas que aportaron los porteños, Rodríguez Larreta indicó que en comparación, “en ciudades europeas un programa similar que ya lleva varios años tiene 5 mil o 6 mil propuestas por año”. Asimismo, reiteró que “todo lo que se hizo fue participativo y hoy estamos empezando a llevar a la práctica los proyectos que la gente votó”.

La iniciativa fue fuertemente rechaza por varios comuneros que denunciaron que el programa presentado por el Ejecutivo porteño se inmiscuye “en las competencias exclusivas y concurrentes de las Comunas”. La medida iría contra la vocación descentralizadora con que las mismas fueron concebidas por lo que reclamaron, desde el inicio, que se declare ilegítimo.

Sin embargo, BA Elige continuó y pronto se conocerán los resultados de la propuesta. De dicha totalidad se eligieron 239 ganadoras, que se llevarán a cabo en el transcurso de este año. Además, durante la actividad se entregaron diplomas a los creadores de las ideas más votadas. La mayor crítica que recibió este programa fue por parte de las Comunas.

En la presentación de la misma, Rodríguez Larreta había anunciado: “Queremos que la gente participe cada vez más. Anteriormente, uno solamente participaba cada dos años poniendo un voto en una urna, pero hoy con la información que todos tienen estamos convencidos de que la Ciudad va a estar mejor cuanto más logremos que la gente participe”.

Como respuesta, el Consejo Consultivo Comunal 12 emitió una declaración en la que planteaba: “Este programa no hace más que obviar el propósito de las Instituciones Comunales, la Junta Comunal y el Consejo Consultivo Comunal creados por la Ley 1777 y cuyo marco se encuentra en la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, al ofrecer a los vecinos un canal de presentación de propuestas alternativo a las mismas y a la vez poco transparente ya que no da lugar para su debate o para conocer las adhesiones que concitan”.

Y concluye, contundentemente, que “el BA Elige es un vaciamiento funcional, pues toda la ‘participación vecinal’ que debería concentrarse en los Consejos Consultivos Comunales (CCC) de las comunas, queda vinculada a la Administración del Gobierno Central”.

La legisladora Paula Penacca también se sumó a las críticas el años pasado cuando dijo: “Para Larreta y sus funcionarios la participación pasa por votaciones en las redes sociales de opciones prearmadas y sin posibilidad alguna de corroborar quienes votan y como se contabilizan los votos. Esto se encuentra en las antípodas de lo que el Frente para la Victoria plantea para la participación. Para nosotros, la verdadera participación existe cuando se potencia el intercambio de opiniones”.

Esta legisladora seguramente hubiera adherido, por sus evidentes posiciones ideológicas, a las reuniones barriales que promovía el ‘ibarrismo’ por el Presupuesto Participativo, en las que hemos participado. Hemos visto llegar gente en micros para las elecciones de delegados barriales. Por supuesto que esos “vecinos” no participaron antes ni después de las actividades de los consejos, sólo asistían en la jornada de votación. La postura de la legisladora reclamando transparencia da vergüenza ajena.