Como es costumbre en esta época del año, además de los locales o kioscos que venden pirotecnia, comienzan a proliferar diferentes puntos de venta que deberán ajustarse a normas de seguridad, teniendo en cuenta el riesgo que esto representa.

En lo que respecta a depósitos o locales de venta, la Agencia Gubernamental de Control realiza desde este mes, controles periódicos en estos comercios, históricamente emplazados en los barrios de Balvanera, Constitución, Liniers y Pompeya.

Además de verificar que dichos lugares cuenten con la respectiva habilitación para funcionar, los inspectores de la AGC controlan el límite máximo de almacenamiento permitido, que es de treinta cajas de hasta 15 kilogramos cada una, por cada producto.

Es importante que las cajas estén cerradas. En caso de exponer el producto sin su envoltorio, deberá exhibirse sin las mechas. También debe contar con el sello de Fabricaciones Militares y la leyenda “Autorizado por el RENAR”.

Los kioscos también pueden vender pirotecnia (autorizada también por Fabricaciones Militares y RENAR) con un límite de 1 caja de 15 kilogramos por producto.

Por otra parte, las principales cadenas del rubro (Cienfuegos, Cadenaci, Júpiter) solicitan permisos para venta temporaria en shoppings o hipermercados de la Ciudad.

Estos permisos son otorgados (a través de una disposición especial) por la Dirección General de Habilitaciones y Permisos de la AGC, para lo cual deberán cumplir con una serie de requisitos como ser:

Todos los puestos deben ubicarse en el exterior del edificio o en sector de estacionamiento del mismo, quedando prohibido el emplazamiento en cualquier otro lugar. Tampoco se podrá obstaculizar los medios de salida o evacuación de los centros comerciales o hipermercados.

Cumplir con todas las condiciones impuestas por el Decreto 606/10 y la Disposición RENAR 862/10, con las modalidades especiales que asumirá en este caso la promoción y venta de artículos de pirotecnia.